Trump inventa cifras sobre el costo de la migración ilegal

Un análisis llevado a cabo por la agencia de noticias Associated Press reveló que las últimas cifras que dio el presidente no tienen sustento y lo contradicen a él mismo.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

En su intento por conseguir financiamiento para construir un muro a lo largo de las casi 2.000 millas de frontera entre México y Estados Unidos, el presidente, Donald Trump, ha dicho que el costo de la migración ilegal asciende a 250.000 millones de dólares anuales. La agencia de noticias Associated Press se ha dado a la tarea de evaluar esta aseveración.

"¿Podría alguien explicar por favor a los demócratas (necesitamos su voto) que nuestro país pierde 250 mil millones de dólares al año en inmigración ilegal, sin incluir el terrible flujo de drogas? Seguridad en la frontera de primera, incluido un muro, es de $25.000 millones. Se paga por sí misma en dos meses. ¡Háganlo!", escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Incluso para algunos de los partidarios más incandescentes de Trump, éstos números parecían no hacer sentido.

"No estoy seguro de dónde obtuvo los números el presidente", dijo Dave Ray, portavoz del grupo sin fines de lucro FAIR, la Federación para la Reforma de la Inmigración de Estados Unidos, que aboga por menores cifras de inmigración.

Ni la Casa Blanca ni el Departamento de Seguridad Nacional respondieron a preguntas el martes sobre de dónde provino el estimado de 250.000 millones de dólares.

La Fundación Heritage, por ejemplo, estimó en 2013 que los hogares encabezados por inmigrantes que viven en Estados Unidos imponen ilegalmente una carga fiscal neta de alrededor de 55.000 millones de dólares por año.

Incluso el propio Trump ha contradicho la figura. Durante su campaña de 2016, afirmó que la inmigración ilegal le costó al país más de 113.000 millones al año, menos de la mitad de la cantidad que tuiteó el martes.

Esa estimación se basó en un documento de FAIR, que publicó un informe actualizado en 2017 que afirmaba que los contribuyentes "pagaron aproximadamente 135.000 millones para cubrir los costos incurridos por la presencia de más de 12,5 millones de extranjeros ilegales, y aproximadamente 4,2 millones de niños ciudadanos hijos de extranjeros ilegales” a nivel federal, estatal y local, con “una carga fiscal de aproximadamente 8.075 dólares por miembro ilegal de la familia y un total de casi 116.000 millones.

La cifra de 116.000 millones incluyó servicios como atención médica y educación, así como gastos en agencias como la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos, menos los 19.000 millones que el grupo concluyó que pagan en impuestos quienes viven en el país ilegalmente. Pero también incluía en la cuenta los costos asociados con los hijos de esos inmigrantes, incluso cuando son ciudadanos estadounidenses. La estimación fue criticada por hacer generalizaciones amplias y otras fallas metodológicas importantes.

Michelle Mittelstadt, del Instituto de Política de Migración, no partidista, dijo que los números de los grupos de interés de ambos bandos son notoriamente defectuosos porque "no miran al otro lado de la bitácora".

"Hacer un análisis riguroso que capture completamente los costos y las contribuciones económicas para generar un impacto fiscal neto es bastante complicado, ya que es mucho más fácil evaluar el lado del costo, especialmente la atención médica y educación no compensada, que captar la actividad económica completa generada por inmigrantes no autorizados", dijo a través del correo electrónico a Associated Press, señalando "sus roles no sólo como trabajadores y contribuyentes, sino también como consumidores".

El Centro de Investigación Pew, no partidista, también estima que hubo 11,3 millones de inmigrantes en los Estados Unidos ilegalmente en 2016, los datos más recientes disponibles, menos de los que grupos como FAIR proyectan.