Anulada una ley migratoria que decretaba hasta pena de muerte por ayudar a un inmigrante

La Corte de Apelaciones da otra cachetada a Trump al anular una ley federal que podía meter en la cárcel a una abuelita sólo por animar a su nieto a que se quede ilegalmente en el país.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

La Corte de Apelaciones del Noveno Circuito ha anulado este martes una ley migratoria federal que considera un crimen animar o inducir a un inmigrante a entrar o quedarse en el país de forma ilegal, según reporta la web informativa Politico. Según este estatuto, se castiga con penas de entre cinco y hasta 20 años de prisión, que puede convertirse en pena de muerte si alguien muere.

El panel de tres jueces ha determinado que la norma es inconstitucional porque criminaliza la libertad de expresión, violando así la Primera Enmienda.

El magistrado Atsushi Wallace Tashima ha explicado en el fallo que esta ley convierte en ilegal, por ejemplo, que una abuela le diga a su nieto que se quede en Estados Unidos aunque su visa haya expirado, pudiendo acabar así en la cárcel.

El Gobierno que preside Donald Trump había defendido a través de los letrados federales que la ley debía ser aplicada sólo a quienes “ayudaran de forma sustancial” a los inmigrantes indocumentados, pero Wallace considera imposible considerar que no contraviene la Primera Enmienda.

La Corte revisa así la sentencia contra una asesora migratoria californiana, Evelyn Sineneng-Smith, que fue condenada a 18 meses de prisión en 2015 por fraude fiscal y violación de este estatuto migratorio. Según el jurado que la condenó, había anima a inmigrantes indocumentados a solicitar beneficios para los que sabía que eran inelegibles.