La extrema derecha irrumpe en España por primera vez desde Franco

Uno de los puntos más polémicos de este partido es su discurso contra la inmigración ilegal. Entre sus propuestas, “levantar un muro infranqueable” para evitar la llegada de extranjeros al sur del país

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El partido ultraderechista Vox ha irrumpido este domingo con fuerza en las elecciones de la región española de Andalucía, en las que ha logrado 12 diputados (395.978 votos). Los resultados arrojan un auténtico terremoto en el mapa político español. Es la primera vez en décadas que la ultraderecha entra en un parlamento, aunque sea a nivel regional, en España.

Uno de los puntos más polémicos de este partido es su discurso contra la inmigración ilegal. Entre sus propuestas, “levantar un muro infranqueable” en Ceuta y Melilla para evitar la llegada de extranjeros a la costa sur de España. Además toma una línea dura en cuanto al aborto, quiere acabar con la ley de violencia de género y se deshace en alabanzas a las fuerzas de seguridad y al Ejército.

Pero aunque su debut ha llegado en un contexto regional, tiene ambiciones nacionales. España celebra elecciones municipales, regionales y europeas en 26 de mayo, y los resultados de Andalucía serán analizados también sin duda en ese contexto.

Como apunta el diario español EL PAÍS en su editorial de este lunes, titulado Terremoto Andaluz: “Los resultados complican cualquier cálculo nacional que pueda tener el presidente Pedro Sánchez, que tras la debacle socialista aumenta su debilidad. Asimismo, marcan una clara tendencia de giro hacia la derecha y, en algunos casos, hacia la derecha más extrema”.

Vox es un partido pequeño que ha superado todas las expectativas y ahora podría tener la clave para la formación del próximo gobierno de la región del sur. Se ha convertido en el primer grupo de extrema derecha en ganar asientos en un parlamento desde el regreso de España a la democracia tras la muerte de Francisco Franco en 1975. La dictadura duró desde 1939 hasta su fallecimiento. Así, la joven democracia española apenas cuenta con 40 años.

Aunque el Partido Socialista (PSOE) ha ganado las elecciones, tras obtener  33 de los 109 escaños en el parlamento regional, pero ha cosechado los peores resultados de su historia en una región que había gobernado de forma ininterrumpida durante 36 años.

Pero esto no es nuevo en Europa. Entre los grupos de ultraderecha que han irrumpido en la escena política se encuentra el Frente Nacional de Marine Le Pen, que este domingo no tardó en felicitar al líder de Vox o Alternativa por Alemania, entre otros.

Según reflexiona el director del periódico digital español eldiario.es, Ignacio Escolar, la principal razón del inesperado auge de Vox es el independentismo catalán. “En gran medida el nacionalismo español, engordado por el independentismo catalán, explica estas corrientes de fondo que han explotado en las urnas. Ha pasado más veces en la historia. Cada vez que Catalunya ha lanzado un pulso a la unidad de España, la consecuencia ha sido una respuesta reaccionaria”, apunta.