ICE aviva la esperanza de inmigrantes al cancelar la deportación de una madre maltratada

“Estamos muy agradecidos” a la Migra, ha indicado la abogada de María. Así se consiguió que no fuera expulsada de Estados Unidos.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ha cerrado el caso de una madre inmigrante que había sido arrestada tras presentarse en la corte para atender un caso de violencia doméstica.

Según indicaron las autoridades, la mujer, quien fue identificada como maría para proteger su identidad, había entrado legalmente al país, pero su visa había expirado en noviembre del 2016, de acuerdo al periódico The Charlotte Observer.

Su detención ocurrió en julio cuando asitía a una audiencia en la Mecklengburg County Courthouse para responder a cargos de delitos menores y de robo presentados por su exprometido, quien la había denunciado tras haber sido acusado de actitud volenta en varias ocasiones con el el hijo de María.

Después de que los cargos hubieran sido retirados porque no existía evidencia, María decidió mudarse con sus dos hijos hacia un refugio para mujeres con casos de violencia doméstica. Fue entonces cuando ICE la arrestó, según dijeron sus abogados. 

"Los fiscales determinaron que no había pruebas suficientes para demostrar su culpabilidad más allá de una duda razonable", dijo un portavoz del fiscal de distrito.

Pero el 21 de noviembre María tenía su primera audiencia para la deportación. Ese día, en cambio, recibió una carta de las autoridades de migración en la que le informaban que su caso había sido cerrado.

"Estamos muy agradecidos de que ICE estuviera dispuesto a trabajar con nosotros para lograr este resultado ... Sin embargo, sabemos que esto no resuelve el problema del arresto en los juzgados", dijo la abogada Lisa Diefenderfer del Charlotte Center for Legal Advocacy.

De acuerdo con ICE, el arresto de María ocurrió porque ella estaba ilegalmente en el país y había estado envuelta en una acusación.

Tras la noticia de que su caso sería perdonado, María tuvo la oportunidad de aplicar para una visa "U" que está disponible para las mujeres que han enfrentado problemas de violencia doméstica o aquellas que ayuden a las agencias de la ley a resolver crímenes.

"Esta es una gran oportunidad no solo para María, sino para todos los inmigrantes que han sido víctimas de violencia doméstica", agregó la abogada.

Bryan Cox, un portavoz de ICE, dijo que la agencia no podía comentar los casos particulares y que no discutiría el de María puesto que "la agencia ya no estaba tratando de sacarla de Estados Unidos".

Según el diario citado, una persona familiarizada con el caso de María dijo que la decisión de los funcionarios de abandonar su caso se debió en gran media porque los cargos criminales habían sido retirados.