Un latino dispara a su hijo en Thanksgiving tras una pelea sobre arrodillarse durante el himno

Dos hermanos discutieron violentamente y su padre agarró una pistola, pero la pelea fue a peor.
Imagen de archivo de Colin Kaepernick (con el número 7) en septiembre de 2016.  A la derecha, Jorge Luis Valencia Lamadrid.
Imagen de archivo de Colin Kaepernick (con el número 7) en septiembre de 2016.  A la derecha, Jorge Luis Valencia Lamadrid. AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Un hombre latino de Carolina del Norte está acusado de haber disparado a su hijo en el día de Acción de Gracias tras una acalorada discusión sobre si los jugadores de la Liga Nacional de Football (NFL, en inglés) deben o no arrodillarse durante el himno nacional. 

La víctima, Esteban Marley Valencia, de 21 años, había discutido con su hermano sobre este tema durante la cena familiar, según ha informado la policía de la localidad de Cary. Testigos de lo ocurrido señalan a la emisora WNCN que el joven había consumido abundantes bebidas alcohólicas.

Según el relato del padre, Jorge Luis Valencia Lamadrid, de 51 años, el joven llegó a atacar su hermano menor, así que, al ver que no iba a poder frenar la pelea, decidió agarrar una pistola y pedir al joven que saliera de la casa. Pero poco después regresó al interior de la vivienda y se enzarzó entonces en una pelea con su padre, lanzando mobiliario al jardín. En un momento dado, según el relato del hombre, le lanzó una botella a la cara, lo que hizo que apretara el gatillo.

El joven fue hospitalizado con heridas en una pierna y una mano, mientras que su padre fue arrestado y acusado de un delito de asalto agravado.

El origen de la protesta de jugadores de la NFL fue la decisión de uno de ellos, Colin Kaepernick, de arrodillarse durante el himno nacional en 2016 como forma de protesta por “la opresión a los afroamericanos”, dentro del contexto del movimiento Black Lives Matter (las vidas negras importan) tras tiroteos de policías contra ciudadanos de color.

Kaepernick no fue renovado como quarterback de los San Francisco 49ers, lo que atribuyó a su protesta y la controversia pública que generó. Otros jugadores retomaron su iniciativa, en la que participaron incluso responsables de equipos. Todo ello causó la furia del presidente, Donald Trump, que durante un discurso en Alabama llegó a decir: “¿No os encantaría ver a uno de esos propietarios de la NFL, cuando alguien le falta al respeto a nuestra bandera, poder decir, ‘Saca a ese hijo de puta del campo ahora mismo, ¡fuera! Está despedido”.