La cifra de indocumentados en EE.UU. cae a su nivel más bajo en más de una década

En 2016, había 10,7 millones de inmigrantes que no contaban con estatus legal. Es el número más bajo desde 2004. La disminución se debe en gran parte a la caída de mexicanos que viven en EE.UU. de forma ilegal

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El número de inmigrantes que viven en Estados Unidos de manera ilegal ha caído a su nivel más bajo en más de una década según un informe publicado este martes por el Centro de Investigación Pew basado en datos del Gobierno de 2016.
En 2016, había 10,7 millones de inmigrantes que no contaban con estatus legal, comparados con 11 millones registrados el año anterior y con 12,2 millones en 2007, antes de la crisis económica de Estados Unidos. Es el número más bajo desde 2004, señala el informe.

La disminución se debe en gran parte a la reducción del número de inmigrantes mexicanos que viven en Estados Unidos de forma ilegal, que pasó de casi 7 millones en 2007 a 5,5 millones en 2016. Algunos regresaron a su país para reunirse con sus familias, mientras que otros fueron deportados. No obstante, en el mismo periodo, el número de inmigrantes de Centroamérica en situación ilegal aumentó de 1,5 millones a casi 1,9 millones. En concreto de El Salvador, Guatemala y Honduras (región conocida como Triángulo Norte).

El informe sale a la luz cuando el gobierno del presidente Donald Trump ha tomado medidas duras contra la inmigración y ha reforzado la seguridad en la frontera suroeste del país, adonde miles de familias centroamericanas han llegado en las últimas semanas en caravana para solicitar asilo.
Aunque el número de mexicanos no autorizados en EE.UU. ha caído entre 2007 y 2016 en unos 1,5 millones, los inmigrantes indocumentados de esta nacionalidad siguen siendo los más numerosos en EE.UU con 5,5 millones, lo que supone más de la mitad del total.
De los inmigrantes adultos no autorizados en EE.UU., el 43 % vivía en una residencia con un hijo nacido en EE.UU., en comparación con el 32 % de 2007; en 2016, 5,6 millones de menores vivían con padres inmigrantes no autorizados.
Los inmigrantes no autorizados conformaban el 24 % de la población extranjera en el país en 2016 (45,1 millones), comparado con el 30 % de 2007; los inmigrantes que tenían la ciudadanía en 2016 representaban el 45 % del total, frente al 38 % de 2007.
El centro de estudios resalta que, en la reducción de este sector de la población, "las deportaciones tienen también un impacto en limitar el tamaño y el crecimiento de la población inmigrante no autorizada".
Casi 230.000 inmigrantes no autorizados han sido deportados en 2016, lo que supone una bajada en los detenidos en la frontera con México y un incremento de los arrestados en el interior de EE.UU., "lo que refleja un cambio en las tácticas de seguridad", relata el informe. La cifra es menor que el máximo de 433.000 de 2013.