El fundador de Facebook, el gran ausente en la audiencia sobre noticias falsas e interferencia en las elecciones

Zuckerberg no asistió al encuentro, tras rechazar varias invitaciones a declarar ante el Parlamento británico.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

La silla vacía del fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, brilló en la audiencia conjunta de hoy sobre noticias falsas, utilización de datos e interferencia en las elecciones. Zuckerberg no asistió al encuentro, tras rechazar varias invitaciones a declarar ante el Parlamento británico. En representación de la empresa fue Richard Allan, jefe de política pública de Facebook.

Allan fue interrogado por 22 políticos de siete países como parte de la reunión inaugural del Gran Comité de Desinformación y "noticias falsas".

Durante la reunión, el legislador británico Damian Collins se refirió a los documentos confiscados a Facebook el fin de semana pasado. El líder de la investigación aseguró que los archivos muestran que un ingeniero de la empresa identificó un importante esfuerzo de recopilación de datos en Rusia, que no había sido revelado antes. Según The Observer, los documentos supuestamente contienen revelaciones, que Facebook ha tratado de mantener fuera del dominio público, sobre el trato de datos y el control de privacidad relacionados con el escándalo de Cambridge Analytica.  

Collins preguntó hoy si Facebook había informado a algún "organismo externo" que uno de sus ingenieros le había alertado en octubre de 2014, sobre computadoras con enlaces a Rusia que estaban recolectando "más de 3 mil millones de puntos de datos diarios" a través de un punto de acceso de Facebook. Allan esquivó la pregunta y dijo que la información en los correos electrónicos era "en el mejor de los casos parcial y potencialmente engañosa.

Un portavoz de Facebook dijo que "los ingenieros que habían identificado esas preocupaciones iniciales posteriormente investigaron y no encontraron evidencia de actividad rusa específica".

Hasta al momento no está claro a qué información habría habido acceso o cómo se podrían haber utilizado los datos.

El Comité utilizó sus poderes para obligar a Theodore Kramer, director ejecutivo de Six4Three, a entregar los documentos. Kramer, quien estaba en un viaje de negocios en Londres, se negó a entregarlos inicialmente, pero cambió de opinión después de que se le advirtió que de no cumplir corría el riesgo de multas e incluso de terminar en la cárcel; entonces fue escoltado por un funcionario hasta el Parlamento donde finalmente los archivos fueron confiscados, según formó The Observer.


Kramer adquirió los archivos, que datan de 2013-2014, como parte de una demanda de Estados Unidos contra Facebook. Está demandando a Facebook por un cambio en las políticas de privacidad de la red social en 2015 que llevó a Six4Three a cerrar su difunta aplicación, Pikinis, que permitía a los usuarios encontrar fotos de sus amigos en bikini y trajes de baño buscando en su lista de amigos.