Piden libertad de indocumentado en santuario y detenido en cita con ICE

Activistas y congresistas representantes de Carolina del Norte criticaron la detención de un indocumentado mexicano que abandonó una iglesia en la que permanecía refugiado para acudir a una cita con autoridades migratorias, y resultó detenido.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Activistas y congresistas representantes de Carolina del Norte criticaron la detención de un indocumentado mexicano que abandonó una iglesia en la que permanecía refugiado para acudir a una cita con autoridades migratorias, y resultó detenido.

Samuel Oliver-Bruno, de 47 años, dejo el pasado viernes la Iglesia Metodista de CityWell Unite, en Durham, en la que estaba en santuario desde hacía once meses, con la finalidad de acudir a una cita en la oficina del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), en Morrisville, para tramitar el aplazamiento de su deportación.

El indocumentado fue a dicha dependencia acompañado de su esposa, que sufre de lupus, e hijo de 18 años, así como activistas y miembros de la iglesia, y fue detenido tras dejar sus huellas digitales para la verificación de antecedentes penales.

El hecho fue criticado por la organización Alerta Migratoria NC, que hoy hizo un pedido a la comunidad migrante de ejercer presión sobre las autoridades, así como por los congresistas David Price y G.K. Butterfield, quienes en un comunicado conjunto se refirieron a la cita de las autoridades migratorias como un "cebo".

"El arresto repentino e inapropiado de Samuel en medio de la temporada de Acción de Gracias refleja el enfoque insensible y cruel que hemos llegado a esperar del Gobierno de Trump", señalaron los legisladores.

La detención del inmigrante, con más de dos décadas viviendo en el país, motivó que unas 27 personas fueran arrestadas por la Policía de Morrisville tras bloquear el paso del vehículo que transportaba a Oliver-Bruno fuera del recinto.

De acuerdo al diario local The Charlotte Observer, el indocumentado se halla recluido en el Centro de Detención del Condado Wake, en el que este fin de semana se congregaron algunos activistas para protestar por su arresto.

En declaraciones a CNN, Cleve May, pastor de la iglesia en la que el indocumentado se hallaba en santuario, señaló que la cita fue planteada como "legítima, pero ICE utilizó el debido proceso como cebo".

El portavoz de ICE Bryan Cox manifestó por su parte que Oliver-Bruno "es un delincuente convicto que ha recibido todos los procesos legales correspondientes de acuerdo con la ley federal, no tiene apelaciones pendientes y no tiene base legal para permanecer en EEUU". EFEUSA