Autoridades dan por controlado incendio al norte de California que se cobró 85 vidas

Ya asciende a 85 el número de víctimas mortales a causa de las llamas, mientras que otras 249 personas continúan desaparecidas.
Las autoridades se preparan para la lluvia mientras el Camp Fire continúa en el condado de Butte
JGM101. CONDADO DE BUTTE (ESTADOS UNIDOS), 21/11/2018.- Fotografía cedida por los Bomberos del Condado de Butte que muestra al Cuerpo de Conservación de California mientras se preparan para la lluvia hoy en el Condado de Butte, California (EE. UU.). Las autoridades dijeron que alrededor de 1,000 personas no han sido registradas debido a el fuego. El Camp Fire, el incendio forestal más letal y destructivo de la historia del estado, se ha quemado desde el 19 de noviembre de 2018, unas 150,000 acres. Según los grupos de monitoreo, la calidad del aire en el norte de California se ha convertido en la peor del mundo, peor que las ciudades contaminadas por el aire en India y China, debido a los devastadores incendios que afectan al estado. EFE/ Cortesía Bomberos Del Condado De Butte SOLO USO EDITORIAL/NO VENTASBomberos Del Condado De Butte vía EFE / EFE

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

 El incendio más mortífero de la historia del estado de California (EE.UU.), que se ha cobrado la vida de al menos 85 personas y ha arrasado decenas de miles de viviendas, se encuentra ya totalmente bajó control, informaron este domingo las autoridades.

De acuerdo con el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (Calfire), en estos momentos los bomberos tienen la situación bajo control en "el 100 %" de las cerca de 62.000 hectáreas que aún continúan en llamas en el norte del estado.

Ya asciende a 85 el número de víctimas mortales a causa de las llamas, mientras que otras 249 personas continúan desaparecidas, según un comunicado de la policía del condado de Butte. 

El fuego bautizado como 'Camp Fire' ha arrasado casi por completo la localidad de Paradise, de 26.000 habitantes y unos 280 kilómetros al noreste del área de la Bahía de San Francisco.

El incendio, que comenzó el pasado 8 de noviembre, ha destruido unas 14.000 viviendas, más de 500 negocios y otros 4.250 edificios.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, que visitó la zona quemada la semana pasada, urgió este martes al Congreso a tomar medidas que "mejoren la gestión forestal y ayuden a prevenir incendios", lo que, según el mandatario, "pondría fin a la constante devastación que ocurre en California".