Trump se negó a castigar a Arabia Saudí por un asesinato brutal. Hoy le agradece que el petróleo ha bajado

“¡Estados Unidos es lo primero!” y, al fin y al cabo, “¡el mundo es un lugar muy peligroso!”, justifica el presidente. Le contamos cuáles pueden ser sus motivos.
Donald TrumpTrump, este martes en la Casa Blanca antes de volar hacia Florida para sus vacaciones de Acción de Gracias.
Trump, este martes en la Casa Blanca antes de volar hacia Florida para sus vacaciones de Acción de Gracias. AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

¡El presidente, Donald Trump, desafió este martes la conclusión de la CIA de que el príncipe heredero saudí  Mohammed bin Salman, ordenó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi: “¡Pudo hacerlo o pudo no hacerlo!”, dijo en un inusual comunicado. Incluso el senador más fiel al presidente, Lindsey Graham, aseguró que es “imposible de creer” que el príncipe no estuviera al corriente de los planes de asesinato. Pero Trump ignoró las peticiones desde el Congreso y el propio Partido Republicano para imponer sanciones a Arabia Saudí porque “¡Estados Unidos es lo primero!” y, al fin y al cabo, “¡el mundo es un lugar muy peligroso!”, según exclamaciones del comunicado de la Casa Blanca.

Hoy conocemos algo mejor las motivaciones de Trump, a juzgar por su mensaje publicado en la red social Twitter: “Los precios del petróleo están bajando. ¡Bien! Como un gran Recorte de Impuestos para Estados Unidos y para el Mundo. ¡Disfrútenlo! 54 dólares, era sólo 82 dólares. ¡Gracias, Arabia Saudí, pero vamos a bajarlo más!”. Luego añadió otro mensaje con su lema de campaña, en letras mayúsculas: “¡HAGAMOS QUE ESTADOS UNIDOS VUELVA A SER GRANDE!”.

El barril de petróleo de referencia internacional (conocido como Brent) ha caído por debajo de los 65 dólares por barril desde su máximo de más de 86 dólares a principios de octubre, después de que Rusia y Arabia Saudí incrementaran su producción. La Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) se plantea en su reunión de diciembre un corte de producción para elevar de nuevos los precios, aunque analistas han señalado a la cadena CNBC que podría ser difícil llegar a un acuerdo si Arabia Saudí, presionada por Trump, se opone.

Khashoggi, periodista del diario The Washington Post muy crítico con el régimen saudí, acudió el 2 de octubre al consulado de su país en Estambul (Turquía). No salió vivo: fue salvajemente asesinado y descuartizado por un equipo de matarifes enviados desde Arabia Saudí, según la CIA, por orden del príncipe. Arabia Saudí intentó negar y ocultar el crimen, pero la presión encabezada por el Gobierno turco terminó por llevarle a reconocer la muerte y detener a los supuestos responsables.

Alemania y otros países europeos han tomado medidas económicas para castigar a Arabia Saudí. Estados Unidos ha sancionado a 17 oficiales saudíes a los que considera implicados en el crimen, pero desde el Congreso se exigen medidas más duras, como cancelar contratos de venta de armas. Según Trump, eso sería “una tontería”.