Arrestan en Miami a los hijos de un ex presidente panameño preso por espionaje y corrupción

El expresidente Ricardo Martinelli dijo este lunes desde un juzgado que su familia estaba siendo víctima de una "tortuga psicópata", en alusión al actual mandatario.
MARTINELLI DICE VARELA ES UN "PSICÓPATA" QUE LO PERSIGUE A ÉL Y SU FAMILIA
El expresidente de Panamá Ricardo Martinelli grita a su llegada a la Corte Suprema de Justicia de Panamá este miércoles para una audiencia por escuchas telefónicas en su periodo presidencial 2009-2014.EFE / EFE

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares, hijos del expresidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014) repitieron la suerte del padre este miércoles cuando autoridades migratorias los detuvieron en Miami, reportó la agencia de noticias EFE.

Los hermanos fueron detenidos en Coral Gables, donde la familia tiene una propiedad, durante un operativo del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés). Aunque habían ingresado de manera legal, informó Bryan Cox, portavoz de ICE, permanecían ilegalmente luego de que las autoridades revocaran sus visas en 2017.

Por el momento, el motivo de su detención es estrictamente migratorio, sin embargo, los hermanos se encuentran prófugos de la justicia panameña, que ya ha solicitado su extradición. En Panamá se les acusa de estar implicados en el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Oderbrecht y otra empresa local.

Cox dijo que los hermanos están bajo custodia de ICE, recluidos en el centro de detención Krome, en el sur de Miami, en espera de que se resuelva su situación jurídica en un tribunal migratorio.

Los reporteros de la agencia EFE acudieron al juzgado, sin embargo, no recibieron comentario alguno sobre la situación de los hermanos Martinelli, sin confirmar o negar que se encontraban allí.

Irónicamente, en ese mismo lugar estuvo el excandidato a la presidencia de Guatemala Manuel Baldizón, quien también es reclamado por la justicia de su país por el caso Odebrecht. A su paso por Miami, como a los hermanos panameños, las autoridades migratorias lo detuvieron.

Baldizón acabó siendo acusado de lavado de dinero y fraude en un tribunal del Distrito Sur de Florida el pasado 29 de octubre, después de haber tratado sin éxito de obtener asilo político en Estados Unidos.

En Panamá, donde Ricardo Martinelli está preso tras haber sido extraditado desde Estados Unidos en junio pasado, el exmandatario panameño dijo hoy que él y su familia son víctimas de una "tortuga psicópata", en alusión al actual presidente de su país, Juan Carlos Varela.


"A lo único que se dedica (el presidente Juan Carlos Varela) es a perseguirme a mí, a mi familia y a todos los miembros de Cambio Democrático (el partido que Martinelli fundó). A esta tortuga psicópata en algún momento le caerá todo el peso de la ley", gritó el expresidente antes de entrar en la sala donde este miércoles se reanudó la audiencia dentro de una causa de escuchas en su contra, reportó EFE.


Martinelli, un millonario empresario de 66 años, está en la cárcel El Renacer, a las afueras de la capital panameña desde el pasado 11 de junio, cuando fue entregado a Panamá por Estados Unidos, donde estuvo preso un año en razón de una solicitud de extradición por interceptación de comunicaciones.


Se desconoce por ahora cuando comparecerán ante la justicia los hijos del expresidente, pero, según fuentes allegadas a la familia consultadas por EFE, probablemente será el próximo lunes, pues mañana es el Día de Acción de Gracias y el viernes también es feriado.


Los hermanos Martinelli fueron detenidos este martes en la residencia principal de la familia en Coral Gables, ciudad aledaña a Miami, según dijo una persona allegada a ellos que no quiso ser identificada.


"Los muchachos no se iban a escapar. Iban a pasear en su yate como lo hacen siempre", indicó la fuente en relación con informaciones de prensa que señalan que fueron detenidos cuando iban a abordar la embarcación "White Shark" en el embarcadero de la casa familiar en Coral Gables.


La portavoz de la organización Movimiento Independiente (Movin), Annette Planells, dijo en la capital panameña que los hermanos Martinelli deben "venir a Panamá, enfrentar la justicia y, si son declarados culpables, devolver lo robado".


Planells recordó que los hijos de Martinelli están acusados de recibir millonarios sobornos de la multinacional brasileña Odebrecht, un caso por el que la Cancillería pidió su extradición a Estados Unidos el pasado mayo, y que están también involucrados en una trama de corrupción local denominada "Blue Apple".


El mes pasado la fiscal panameña anticorrupción, Zuleyka Moore, desveló las confesiones hechas meses atrás por André Rabello, quien fue representante de Odebrecht en Panamá, dentro de una investigación por supuesto blanqueo de capitales.


Según Moore, Rabello aseguró que los dos hijos de Martinelli recibieron al menos 55,8 millones de dólares entre 2009 y 2014, que fueron depositados en cuentas en distintas jurisdicciones