Más de 14.000 niños indocumentados permanecen bajo tutela del gobierno de Estados Unidos

Distribuidos alrededor del país, los menores migrantes continúan a la espera para reunirse con sus familiares.
Menores migrantes caminan en las afueras del Migrant Homestead Temporary Shelter for Unaccompanied Children, en Homestead, Florida.
Menores migrantes caminan en las afueras del Migrant Homestead Temporary Shelter for Unaccompanied Children, en Homestead, Florida. AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El número de niños indocumentados que permanecen bajo el ciudado del gobierno de Estados Unidos ha aumentado considerablemente: actualmente hay 14.056 menores en diferentes instalaciones de todo el país.

La cifra, publicada este viernes por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), es el resultado de las medidas recias que tomó el presidente Donald Trump meses atrás con su política de tolerancia cero que ordenaba separar a los menores de sus padres al arribar a suelo estadounidense, según reporta el San Francisco Chronicle

La vocera del HHS, Evelyn Stauffer, ha atribuido esta crisis a un sistema migratorio poco fiable .

"Sus edades y el peligroso viaje que realizan hacen que los niños extranjeros no acompañados sean vulnerables a la trata de personas, la explotación y el abuso. Es por eso que el HHS se une al presidente para pedirle al Congreso que reforme este sistema roto", aseguró.

Pero no solo las acciones de Trump propiciaron este aumento. El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE) también sembró el miedo entre los inmigrantes indocumentados al informar que ninguno de ellos estaría fuera del radar en caso de tener alguna relación con los menores.

Si alguno de ellos quería patrocinar a un niño porque era familiar o conocido de sus padres, podía hacerlo pero con la incertidumbre de que sus datos fueran conocidos por ICE.

"En este momento, los niños no acompañados se encuentran recluidos en centros de detención o viviendo en ciudades de tiendas de campaña debido en parte al temor de los posibles patrocinadores a represalias por parte de ICE. Este es un obstáculo inaceptable para llevar a estos niños a un hogar seguro, y debemos arreglarlo", aseguró la senadora demócrata por California, Kamala Harris.

En septiembre, ICE confirmó que había utilizado los datos personales de inmigrantes para arrestarlos, algo que anteriormente no sucedía porque se respetaba la privacidad.

Actualmente, los menores inmigrantes están distribuidos por todo el país y en Texas se han abierto 10 instalaciones para acogerlos debido a que el número supera al sistema de edificios del gobierno destinados a ese fin.