La Florida demanda a dos grandes farmacias por "venta sospechosa" de opioides

En promedio, unas 45 personas fallecen a diario por sobredosis de opioides en todo el país, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).
Un frasco que contiene medicina.
Un frasco que contiene medicina. AP / AP

El estado de la Florida presentó una demanda en contra de las dos principales cadenas de farmacias del país, Walgreens y CVS, por contribuir a la crisis nacional y estatal de opioides al comercializar analgésicos de forma excesiva y no tomar precauciones para impedir las ventas ilegales.

La fiscal general Pam Bondi anunció que incluyó a ambas compañías en una demanda que el estado presentó hace unos meses en contra de Purdue Pharma, fabricante de OxyContin, y varios distribuidores de opioides.

Bondi señaló en un comunicado que CVS y Walgreens “contribuyeron a la creación de la crisis de opioides”, no frenaron los “pedidos sospechosos de opioides” y “sus farmacias surtieron cantidades irrazonables del medicamento”.

 “Continuaremos persiguiendo a las compañías que han contribuido a la creación de la crisis de opioides”, dijo Bondi, quien podría ser propuesta por Donald Trump para remplazar a Jeff Sessions, destituido recientemente como secretario de Justicia, según versiones de prensa. “Miles de habitantes de Florida han sufrido como resultado de las acciones de los acusados”.

El portavoz de CVS, Mike DeAngelis, dijo en un comunicado que la demanda “carece de méritos”. y aseguró que la compañía capacita a sus farmacéuticos y colaboradores sobre sus responsabilidades cuando despachan sustancias controladas y les ha facilitado herramientas para detectar posibles ventas ilegales.

“En los últimos años, CVS ha adoptado numerosas medidas para reforzar nuestras salvaguardas actuales a fin de enfrentar la epidemia de opioides de la nación”, declaró DeAngelis.

Walgreens dijo el sábado que no hacía declaraciones sobre casos judiciales pendientes.

Hasta antes de la intervención de las autoridades policiales a principios de la década, Florida era famosa por sus consultorios que entregaban a clientes recetas al vapor para opioides.

Traficantes de drogas de todo el país enviaban cómplices a las pequeñas clínicas para que médicos sin escrúpulos les recetaran opioides a fin de atenderse lesiones o enfermedades falsas.

En promedio, unas 45 personas fallecen a diario por sobredosis de opioides en todo el país, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).