Ya hay cerca de 2.000 migrantes en Tijuana. Hoy esta cifra puede duplicarse

"Si los que llegan hoy se ponen en la fila, por lo menos estamos considerando que estarán acá cuatro meses mínimo", asegura el secretario de Gobierno de Baja California, Francisco Rueda

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Cerca de 2.000 personas integrantes de la caravana migrante han llegado hasta este jueves a Tijuana (México). Ante el goteo constante de autobuse, se espera que esta cifra siga creciendo. El número de migrantes en esta localidad puede ascender este viernes a 4.000.

La ciudad de Tijuana, cuyos albergues privados funcionan muy por encima de su capacidad para 700 personas, ha habilitado el complejo deportivo, Benito Juárez, donde hasta este jueves había cerca de 1000 personas centro. Podría llegar a acoger hasta 3.000 personas. Así, los exhaustos migrantes han pasado la noche en colchones en este gimnasio municipal reconvertido en albergue.

Dado que los inspectores estadounidenses en el cruce principal fronterizo hacia San Diego tramitan apenas unas 100 peticiones de asilo diarias, hay cada vez más posibilidades de que los migrantes tengan que quedarse en territorio mexicano varios meses. "Si los que llegan hoy se ponen en la fila, por lo menos estamos considerando que estarán acá cuatro meses mínimo", asegura en declaraciones a Radio Fórmula el secretario de Gobierno de Baja California, Francisco Rueda. 

Este funcionario añade que las autoridades municipales no tienen recursos para "atender a la manera humanitaria" a todo el grueso de los migrantes, que podrían ampliarse aún más con la llegada de las cerca de 9.000 personas, repartidas en varias caravanas a lo largo de México, que también se dirigen a Estados Unidos.

El Gobierno federal comparte el diagnóstico de que las caravanas se acumularán durante meses en la frontera, por lo que este jueves han anunciado un acuerdo con el Consejo Coordinador Empresarial para instalar módulos en los que se ofrecerán empleos temporales a los migrantes. Uno de estos módulos estará situado en Tijuana.

El secretario de Gobernación de México, Alfonso Navarrete, ha dicho que la única condición para acceder a estas vacantes de empleo, que suman de 7.000 a 10.000 plazas, será que los centroamericanos "regularicen su situación migratoria". Los módulos de empleo contarán con puestos del Instituto Nacional de Migración (INM) para que los migrantes soliciten asilo en México o, si lo desean, su repatriación voluntaria, como ya han hecho 1.500 centroamericanos en las últimas semanas.

Docenas de migrantes homosexuales y transgénero que viajaban en la caravana ya hacían fila el jueves para presentar sus solicitudes, aunque no estuvo claro cuándo podrían hacerlo.

Una de las que tiene planeado entregarse a las autoridades de EE.UU. en la frontera es la migrante hondureña, Pamela Valles, según le ha contado al corresponsal de Noticias Telemundo, Edgar Muñoz. “Es la mejor manera para no exponer a mi bebé. Es como pedir una autorización para entrar de una forma un poco más legal”. Esta mujer, que viaja con su hija Leonor, de cinco años, cuenta que salió corriendo de su país por la inseguridad que viven a diario. En los 31 días que lleva de camino, lo peor han sido los cambios drásticos de temperaturas. Sobre todo para la pequeña. Espera que las autoridades no la devuelvan a su país. En Estados Unidos buscará a su familia repartida en Miami y California.