Arrestan a cuatro miembros de una familia por el asesinato de ocho personas en Ohio

Los fiscales apuntan que se trató de una "ejecución planificada" y que los acusados fueron "meticulosos" a la hora de planear las muertes de la familia Rhoden
Imagen de los funerales de seis de las ocho víctimas en mayo de 2016.
Imagen de los funerales de seis de las ocho víctimas en mayo de 2016. AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Las autoridades de Ohio han arrestado este martes a una pareja y sus dos hijos en relación al grotesco asesinato a tiros de ocho personas de una misma familia, entre ellos un adolescente de 16 años, en una región rural del condado de Pike hace dos años. Los fiscales apuntan que se trató de una "ejecución planificada" y que los Wagner fueron "meticulosos" a la hora de planear las muertes de la familia Rhoden.

Los cuatro miembros de la familia Wagne detenidos este martes. Fiscal General de Ohio / Fiscal General de Ohio

Los cuatro miembros de la familia Wagne detenidos este martes / Fiscal General de Ohio

 

 

Los padres George "Billy" Wagner III, de 47 años, y Angela Wagner, de 48, y sus dos hijos, George Wagner IV, de 27, y Edward "Jake" Wagner, de 26, han sido arrestados por la oficina del sheriff del condado de Pike por planear y ejecutar los asesinatos al estilo de una ejecución. Los crímenes se cometieron en cuatro casas móviles de la familia Rhoden en una granja en abril de 2016. Las víctimas tenías entre 16 y 44 años. Dos niños, uno de seismeses y otro de tres años, sobrevivieron.

 

Los funcionarios han dado pocos detalles sobre el posible motivo de los asesinatos, pero indican que tuvo que ver la custodia de un menor. El fiscal general de Ohio, Mike DeWine, ahora gobernador electo, dijo que el caso involucraba una "obsesión" con la custodia y el control. En la investigación de la escena del crimen, los agentes hallaron 100 plantas de marihuana en la granja pero DeWine no dijo que las drogas hubieron jugaron un papel central en este caso, solo apuntó que eran una "corriente subterránea" en el caso. 

 

Jake Wagner era un antiguo novio de la víctima Hanna Rhoden y compartía la custodia de su hija, Sophia, en el momento de la masacre. La pequeña, que ahora tiene 5 años, no estuvo presente en las escenas del crimen en 2016.

 

"Hicieron con frialdad, con calma y con mucho cuidado, pero no con la suficiente atención", ha dicho a la prensa el alguacil del condado de Pike, Charles S. Reader. "Dejaron huellas, dejaron rastro: las partes para construir un silenciador, documentos falsificados, cámaras, teléfonos celulares, todo lo que manipularon. Y las mentiras, todas las mentiras que nos dijeron", añade.

 

Las autopsias del médico forense del condado de Pike mostraron que las ocho víctimas murieron por heridas de bala y había evidencias de lucha. Algunas de las víctimas habían mostrado hematomas en los tejidos blandos, lo que indica que lucharon contra su asesino o asesinos, según este informe.

 

Los arrestados vivían cerca del lugar de los asesinatos a unas 60 millas al sur de Columbus. Desde entonces, se mudaron a Alaska. Según los fiscales,  de ser hallados culpables los acusados podrían enfrentar la pena de muerte. 

 

Este caso ha supuesto una enorme investigación  para determinar quién agredió a la familia Rhoden y por qué. Se han realizado más de 130 entrevistas, se procesaron más de 100 piezas de evidencia y siguieron 550 pistas, además de recibir asistencia de más de 20 agencias del orden.