Melania Trump pide la destitución de una poderosa oficial de la Casa Blanca. Y podría no ser la única

La primera dama quiere expulsar a la vice asesora de Seguridad Nacional. Le explicamos por qué y quién podría estar también en el punto de mira de la esposa del presidente.
Melania Trump, en octubre durante su visita a Egipto. A la derecha, imagen de archivo de Mira Ricardel.
Melania Trump, en octubre durante su visita a Egipto. A la derecha, imagen de archivo de Mira Ricardel.AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Melania Trump ha pedido la destitución de la vice asesora de Seguridad Nacional, Mira Ricardel, al considerar que “no merece ya el honor de servir en la Casa Blanca”.

Así lo ha comunicado la portavoz de la primera dama, Stephanie Grisham, en un comunicado recogido por la cadena NBC. Se trata de una petición extraordinaria, puesto que Trump es sencillamente la esposa del presidente, Donald Trump, y no ha sido elegida para ningún cargo público ni confirmada en su puesto de forma administrativa: es, como decimos, sólo la esposa del presidente.

Ricardel, por su parte, es la número dos de John Bolton, asesor de Seguridad Nacional y una de las figuras políticas más poderosas de la Casa Blanca. Bolton la contrató en abril, cuando Ricardel servía en el Departamento de Comercio.

Según afirma la cadena CNN, Ricardel tuvo encontronazos con el equipo de Melania Trump durante el reciente viaje de la primera dama a África. Una fuente oficial anónima ha acusado a Ricardel de mentir respecto a estos incidentes y filtrar a la prensa historias para excusarse, según CNN.

Ésta no es la única relación tensa de Ricardel en la Casa Blanca, según la citada cadena, que menciona sus encontronazos con el secretario de Defensa, Jim Mattis, y con el jefe del gabinete, John Kelly. 

El comunicado de la primera dama se conoce entre rumores sobre otros posibles relevos en la Casa Blanca: el diario The Washington Post ha indicado que el presidente se prepara para sustituir a la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, muy próxima a John Kelly.

Y la cadena NBC asegura que el propio Kelly podría dejar pronto su puesto también, cuya sintonía con el presidente hace meses que parece desafinada y que podría haberse ganado además la enemistad de la primera dama también.