El asesinato de la hija de una congresista mexicana indigna a una sociedad herida por la violencia

El asesino que disparó nueve veces en su contra buscaba a otra mujer que se parecía a ella y que iba al mismo gimnasio, informaron las autoridades.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Valeria Cruz Medel, hija de la diputada federal Carmen Medel, fue asesinada mientras se ejercitaba en un gimnasio en ciudad Mendoza (Veracruz). La joven era estudiante de medicina de la Universidad Veracruzana.

Según los recuentos en la prensa local, un sujeto ingresó al recinto deportivo en pleno centro de la ciudad, disparó nueve veces contra ella y escapó en un vehículo negro. El sospechoso del asesinato, un sujeto conocido como Richy, fue encontrado sin vida dentro de un vehículo en la ciudad de Mendoza, informaron las autoridades.

{iframely-embed-html}

La madre de Cruz Medel fue notificada por teléfono del asesinato en plena sesión legislativa, lo que la llevó a un llanto descontrolado y a que pospusieran la sesión.

“Asesinaron a mi hija, asesinaron a mi hija”, gritó Medel de forma desconsolada.

Las autoridades del estado han informado que según sus investigaciones el móvil del asesinato fue una confusión.

“Todos los datos y testimonios indican que la joven Valeria Cruz Medel fue confundida con una mujer vinculada con uno de los cabecillas de un grupo de delincuentes organizados que opera en la zona”, dijo el gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares. La persona o personas responsables de ordenar el atentado que terminó con la vida de Cruz Medel no han sido identificadas todavía.

La madrugada de este viernes los restos de la joven fueron velados por sus compañeros y familiares en la facultad de medicina de la Universidad Veracruzana en Ciudad Mendoza. Cuatro diputados acompañaron el féretro y los estudiantes llevaban veladoras mientras cantaban y se despedían de su compañera. Los servicios funerarios se llevarán a cabo en Minatitlán, una ciudad del sur del estado, donde la esperan más familiares y amigos.

La historia de esta joven ha conmocionado a un país que se encuentra sumido en la peor crisis de inseguridad desde que comenzaron los registros nacionales de asesinatos en la década de los años setenta.

Las autoridades universitarias lamentaron y repudiaron el asesinato de la joven y exigieron justicia.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos también condenó el homicidio y llamó a las autoridades a proteger a la legisladora y a sus familiares con medidas extraordinarias y a ofrecer ayuda psicológica.

El gobernador del conservador Partido Acción Nacional, Yunes, suspendió una gira de trabajo para reunirse con los secretarios de Gobierno, Seguriad Pública y el fiscal general de estado.

El presidente del Senado, Martí Batres, dijo desde su cuenta de Twitter que, “en el @senadomexicano expresamos nuestra solidaridad son la diputada Carmen Medel Palma, ante el asesinato de su hija. Condenamos la violencia y manifestamos nuestra convicción y esperanza de que México recupere la paz”.