Suspendidos maestros tras disfrazarse del muro de Trump en Halloween en una escuela de Idaho

Las imágenes difundidas en Facebook muestra a los profesores disfrazados con ponchos, sombreros, bigotes y maracas. Otra foto, a los maestros disfrazados de un muro fronterizo adornado con el eslogan del presidente Donald Trump, “Make America Great Again”
Personal de la escuela primaria Middleton Heights disfrazado del muro de Trump.
Personal de la escuela primaria Middleton Heights disfrazado del muro de Trump. Captura Facebook / Captura Facebook

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Una serie de maestros de la escuela primaria Middleton Heights, en el estado de Idaho, ha sido suspendidos después de que se disfrazarán para celebrar Halloween de mexicanos y del muro fronterizo que quiere construir el presidente Donald Trump. Las fotos, que se publicaron en la página de Facebook del distrito escolar, se volvieron virales y se llenaron de comentarios de indignación por este contenido que ofendió a la comunidad hispana. 

Según informa el diario Idaho Statesman, el superintendente del distrito escolar de Middleton, Josh Middleton, anunció el sábado por la mañana en una reunión especial de la junta escolar que los 14 empleados involucrados en las controvertidas fotos de Halloween han sido puestos en suspensión administrativa pagada.  

Maestros disfrazados de mexicanos. Captura Facebook / Captura Facebook

En las imágenes, que han sido eliminadas, se ve aprecia a los profesores con disfraces que recogen los estereotipos mexicanos. Con ponchos, sombreros, bigotes y maracas estos docentes dieron clase el pasado jueves. Otra foto muestra a los maestros disfrazados de un muro fronterizo adornado con el eslogan del presidente Donald Trump, “Make America Great Again”. 

El jueves se publicaron fotos en la página del distrito escolar en Facebook, pero aunque luego fueron eliminadas las capturas se hicieron virales. Estas iban acompañadas del mensaje: “¡Fue un gran día para Heights Hawk! Celebramos nuestros ganadores del personaje respeto y corredores de maratón individuales y dobles”. 

El superintendente Josh Middleton dijo este viernes por la mañana que un padre le llamó para expresarle su preocupación por las fotos el jueves por la noche. "En nombre del distrito escolar de Middleton, comparto mis más sinceras disculpas por estas acciones insensibles y ofensivos", dijo. "Una vez más, somos mejores que esto". No obstante, apuntó que no considera que hubiera mala intención por parte de los maestros. Según el superintendente, se está investigando el incidente.

Elizabeth Almanza, miembro de un grupo llamado PODER que aboga por los derechos de personas indocumentadas e inmigrantes, dijo que espera que el distrito tome medidas y no solo reconozca el problema en las redes sociales. "TODOS los niños deben tener derecho a un entorno de aprendizaje que celebre todos los orígenes", escribió Almanza en Facebook. "¿Imaginen cómo se sintieron algunos de los estudiantes cuando entraron a sus aulas en Halloween y vieron a sus maestros (personas a quienes admiran) vestidas así? Esto NO es gracioso. Esto es desgarrador. Los estudiantes merecen algo mejor". 

Doce grupos y organizaciones sin fines de lucro con sede en Idaho, incluyendo la ACLU de Idaho, la Coalición contra la Violencia Sexual y Doméstica de Idaho, el Juez de Inmigrantes de Idaho y PODER de Idaho, enviaron una carta al superintendente del distrito el viernes por la tarde diciendo que estaban muy preocupados por los disfraces. "La intención o los juicios erróneos de las personas involucradas no deshacen el trauma experimentado por los estudiantes, las familias y las comunidades", señala la carta. Urgen al distrito a revisar las políticas de la Junta Estatal de Educación y las leyes de derechos civiles y humanos sobre discriminación y hostigamiento. 

Middleton está a unas 34 millas (55 kilómetros) al oeste de Boise, y tiene 7,500 residentes. Según los datos de la Oficina del Censo de EE. UU., casi el 10% de los residentes son hispanos, y el distrito escolar ofrece un programa de educación para migrantes.