La Corte Suprema rechaza detener el juicio sobre la pregunta de ciudadanía en el censo

El Tribunal Supremo de EEUU permitió que siga adelante una demanda, programada para ir a juicio el lunes, sobre el plan de la administración de Trump de incluir una pregunta sobre la ciudadanía en el formulario del censo de 2020.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

WASHINGTON - El viernes por la noche, el Tribunal Supremo de EEUU se negó a detener una demanda, programada para ir a juicio el lunes, sobre el plan de la administración de Trump de incluir una pregunta sobre la ciudadanía en el formulario del censo de 2020.

Dieciocho estados, varias de las ciudades más grandes de la nación y grupos de derechos de los inmigrantes presentaron la demanda, argumentando que agregar la pregunta haría que los inmigrantes se muestren reacios a responder a los encuestadores, lo que resulta en un recuento insuficiente de ese segmento de la población.

La administración de Trump instó a la corte a suspender el caso, afirmando que los demandantes intentaron de manera inapropiada interrogar al secretario de Comercio Wilbur Ross sobre por qué aceptó incluir la pregunta en el formulario. Tres de los conservadores de la Corte Suprema, los jueces Clarence Thomas, Samuel Alito y Neil Gorsuch dijeron que habrían impedido que el juicio continuara hasta que se resolviera la cuestión de interrogar a Ross.

El censo, realizado cada 10 años, es requerido por la Constitución. Los resultados determinan el tamaño de la delegación de cada estado en la Cámara de Representantes. Las cifras del censo también se utilizan para calcular la parte de fondos de un estado en muchos programas de subvenciones federales.

El gobierno dijo que las preguntas sobre la ciudadanía se incluyeron en casi todos los censos hasta 1950. Para el censo de 2020, el gobierno de Trump dijo que el Departamento de Justicia solicitó que se agregara la pregunta para lograr información más precisa sobre la población en edad de votar.

La demanda, presentada en julio, dijo que las comunidades de inmigrantes se resistirán a cooperar con el censo debido a la preocupación sobre cómo el gobierno federal usará la información de ciudadanía.

"Estas preocupaciones han sido amplificadas por las políticas, acciones y retórica antiinmigrantes dirigidas a las comunidades inmigrantes del presidente Trump y esta administración", dice la demanda legal.

El aplazamiento del juicio habría reducido los cambios en la resolución de la batalla legal antes de que la impresión de los formularios del censo comenzara el próximo año.