Pastor metodista es sacado por la Policía en discurso de Sessions tras defender a los inmigrantes con la Biblia

El religioso le gritó al fiscal general el texto de Mateo 25: 42-43. "Porque tuve hambre, y no me diste de comer; tuve sed, y no me diste de beber".

Un pastor citó la Biblia para defender a los inmigrantes en un discurso del fiscal general, Jeff Sessions, sobre libertad religiosa que se llevaba a cabo en un almuerzo organizado por el capítulo de abogados de la Sociedad Federalista de Boston. El hombre que resultó ser un pastor metodista exclamó Mateo 25: 42-43, pero no había terminado cuando fue sacado por la Policía de la sala.

“Porque tuve hambre, y no me diste de comer; tuve sed, y no me diste de beber; fui forastero, y no me recogiste; estuve desnudo, y no me cubriste; enfermo, y en la cárcel, y no me vestiste”, fueron las palabras bíblicas que usó el ministro.

Antes de ser escoltado hasta la salida continuó diciendo, “Hermano Jeff, como un compañero metodista hago un llamado a que se arrepienta, a que cuide de aquellos en necesidad, a recordar que cuando no le importan los demás está hiriendo el cuerpo de Cristo”.

Sessions calificó lo sucedido como “un ataque”. El intercambio fue grabado en video y no quedó ahí.

En la sala se escucharon abucheos cuando sacaron al pastor. 

El fiscal general respondió, “Gracias por esos comentarios y por el ataque, pero solo tengo que decirle que hago lo mejor cada día para cumplir con mi responsabilidad de hacer cumplir las leyes de Estados Unidos”. Al tiempo que explicó que no hay nada “inmoral” en el hacer cumplir la ley. 

Cuando estaban sacando al pastor, otro hombre trató de defenderlo argumentando que el pastor solo estaba tratando de defender las enseñanzas de Jesús. 

 “Me están sacando por ejercer mi libertad religiosa. Eso no tiene sentido. Es muy hipócrita de parte de este grupo de personas que pretende proteger la libertad religiosa mientras me están sacando”, protestó el segundo involucrado, quien se identificó como pastor de una iglesia bautista.

“No creo que haya nada en mi teología que diga que una nación secular no pueda tener leyes para controlar la inmigración en este país. De eso es de lo que estamos hablando. No es inmoral, no es indecente y no es cruel hacer cumplir lo que dicen las leyes, desde mi punto de vista. Siento que es mi responsabilidad y eso es lo que intento hacer”, puntualizó Sessions. 

Lo sucedido se da en medio de un tenso clima político por las caravanas de migrantes centroamericanos que intentan llegar a Estados Unidos. El Ejército de Estados Unidos se organiza para enviar tropas a la frontera sur y evitar así el paso de los inmigrantes.