ICE arrestó a esta inmigrante por error y ahora tendrá que pagarle una compensación

Guadalupe Plascencia, estilista, abuela de 16 y residente de décadas de California recibirá 55,000 dólares por el trato que ICE le dio.
Oficial de inmigración escolta a un sujeto afuera de un centro de detención en Los Ángeles, California
Oficial de inmigración escolta a un sujeto afuera de un centro de detención en Los Ángeles, California.AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Guadalupe Plascencia, una ciudadana americana de sesenta años, ha ganado una demanda en contra de ICE, luego de que la arrestaran por equivocación el año pasado. La residente y abuela de San Bernardino (California) recibirá 55,000 dólares en compensación.

El Gobierno federal y el condado de San Bernardino le ofrecieron la compensación monetaria, a cambio de que retire los cargos que presentó en su contra en mayo de 2018.

"El gobierno debe rendir cuentas cuando viola los derechos de las personas", dijo la abogada Adrienna Wong de la Unión Americana de Libertades Civiles, una organización sin fines de lucro que prestó sus servicios a Plascencia.

"Los residentes del condado de San Bernardino, como la Sra. Plascencia, tienen el derecho de vivir, trabajar y criar a sus familias en paz, sin temor a que ICE pueda arrestarlos injustamente y sin causa", añadió Wong.

La penuria de Plascencia comenzó el 29 de marzo de 2017 cuando acudió al departamento de policía de Ontario para recoger sus pertenencias, después de un accidente de auto. Entonces, Plascencia fue detenida en la estación por una orden de arresto en su contra de más de diez años de antigüedad. Ésta había sido emitida porque no se había presentado como testigo en un caso que ya había sido cerrado. Esa noche permaneció en la cárcel.

Mientras estuvo detenida, la policía contactó a los agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), a pesar de que tenían su licencia y otros documentos que comprobaban su estatus legal. Inmediatamente después de que Plascencia fue liberada, los agentes de ICE la esposaron afuera de la estación de policía y se la llevaron a un centro de detención para inmigrantes amarrada de la cintura con una correa. Allí permaneció por más de una hora y media.

"Me sentí impotente, como si no fuera nadie", dijo más tarde en una entrevista en Los Angeles Times. "Aquí, hablan de derechos... en ese momento, me di cuenta de que no tenemos derechos".

Plascencia tiene un salón de belleza junto con su hija, ha sido residente de California por más de tres décadas y es abuela de 16 niños. Fue liberada después de que su hija acudiera a las instalaciones de ICE con su pasaporte.

La oficina del sheriff de San Bernardino dijo en un comunicado que la culpa del error había sido de una notificación generada por la computadora, reportó el periódico local The Sun.

"Nuestros oficiales no hacen cumplir y no harán cumplir las leyes de inmigración", dijo una portavoz del sheriff en el comunicado.

La Unión Americana de Libertades Civiles criticó a la policía por basarse en archivos digitales “que se sabe con seguridad que están desactualizados y repletos de errores”, dijeron en un comunicado.

"Este acuerdo envía un fuerte mensaje de que su terrible experiencia podría haberse evitado si la policía se hubiera tomado un momento para investigar adecuadamente (su) ciudadanía”, dijo la abogada Alexandria Ruiz.