Tiroteo en una sinagoga de Pittsburgh investigado como un crimen de odio. Las familias de las víctimas están “en shock”

Las víctimas tenían entre 54 y 97 años, dijeron las autoridades durante una conferencia de prensa.
tree_of_life.jpg
Las autoridades fuera de la sinagoga donde ocurrió la masacre el sábado 27 de octubre de 2018.AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Dos hermanos y una pareja casada están entre las víctimas que dejó el tiroteo en la sinagoga  Árbol de la Vida en Pittsburgh (Pennsylvania) cuando el sospechoso Robert Bowers disparó durante un servicio semanal el sábado.

Las familias de las víctimas están "en shock" y "de duelo", dijo a los reporteros el doctor Karl Williams,  jefe médico forense del condado de Allegheny.

Las autoridades revelaron más detalles de la masacre el domingo por la mañana y las identidades de las víctimas.

Las 11 víctimas tenían entre 54 y 97 años, dijeron las autoridades durante una conferencia de prensa.

Williams dijo que han comenzado las autopsias, pero que no dio detalles de cuánto tiempo tardaran en completarse.

En los cargos federales presentados el domingo señalaban que Bowers llevó cuatro armas de fuego a la sinagoga, tres pistolas Glock y un rifle semiautomático. Las autoridades dijeron que usó las cuatro armas.

Se cree que Bowers, quien está siendo tratado por heridas de bala en el hospital, actuó solo y se presentará ante un juez el lunes por la tarde, dijo el domingo el fiscal Scott Brady.

"Será responsabilizado por sus acciones", dijo Brady en la conferencia de prensa.

Las autoridades dijeron el domingo que estaban tratando el ataque como un crimen de odio y que Bowers había mencionado su odio contra los judíos.

El agente especial del FBI, Robert Jones, dijo que no estaba claro por qué Bowers eligió la sinagoga del Árbol de la Vida y si había explorado o no las instalaciones antes de lanzar su ataque.

Jones agregó que cuando los oficiales llegaron a la escena el sábado, Bowers parecía estar intentando salir de la sinagoga. Jones dijo que, si hubiera salido de la sinagoga, había una gran posibilidad de que hubiera podido haber más violencia.

El agente dijo que espera que la investigación de la escena del crimen en la sinagoga tome hasta una semana.

Jeff Finkelstein, director ejecutivo de la Federación Judía del Gran Pittsburgh, dijo que tres congregaciones diferentes realizan servicios en la sinagoga del Árbol de la Vida en Pittsburgh, pero no pudieron decir cuántas se reunieron el sábado.

Las autoridades dijeron que se encontraron víctimas en tres lugares diferentes dentro de la sinagoga.