Trump anuncia un nuevo sistema para que usted pague menos por sus medicinas

Con este nuevo método, los fármacos costarían un 30% menos. Pero sólo se pondrá en marcha en la mitad del país. Averigüe aquí cómo le afectará.
Donald TrumpTrump, durante su anuncio hoy la sede del Departamento de Salud en Washington.
Trump, durante su anuncio hoy la sede del Departamento de Salud en Washington. AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El presidente, Donald Trump, ha anunciado este jueves una nueva medida “audaz e histórica” para rebajar el precio de los medicamentos en centros médicos de Estados Unidos.

“Lo he visto hacer durante años y nunca lo he entendido: la misma compañía, la misma caja, la misma pastilla, hecha exactamente en el mismo sitio, y vas a algunos países y es un 20% más barata”, ha dicho Trump.

“Durante décadas, otros países han amañado el sistema para que los pacientes estadounidenses paguen mucho más (y, en algunos casos, mucho, mucho más) por el mismo fármaco; en otras palabras, es muy sencillo, los estadounidenses pagan más para que otros países paguen menos; está mal, es injusto”, ha añadido.

El Departamento de Salud ha publicado un informe que parece demostrar las afirmaciones del presidente en cuanto al precio de los fármacos (que, asegura, pueden ser hasta un 50% más caros en Estados Unidos que en otros países). Pero no culpa al resto de países de que esto ocurra, sino a las compañías farmacéuticas, que ofrecen “fuertes descuentos” en el extranjero gracias a todo lo que recaudan del sistema público estadounidense (Medicare).

La mayoría de grandes farmacéuticas del mundo son estadounidenses: Pfizer, AbbVie, Johnson & Johnson, Merck, Gilead Sciences, Amgen… Queda por ver pues cuál será su respuesta, y a de los médicos y hospitales del país al plan anunciado hoy por Trump.

Con el sistema actual, los médicos adquieren las medicinas que necesitan para sus pacientes en los hospitales, y luego reciben de Medicare una cantidad de dinero equivalente al precio medio de ese medicamento más un bono añadido. Este bono es un porcentaje del precio total, lo que, en opinión del Departamento de Salud, incentiva a los médicos a prescribir fármacos más caros, porque reciben un bono mayor.

Con el nuevo sistema, los médicos recibirán el dinero que cuesta la medicina, más un bono fijo que no dependerá del precio del medicamento sino que será una cantidad establecida para pagar el hecho de que compren y almacenen los fármacos. El precio de adquisición de los fármacos responderá también a un índice que tome en cuenta cuánto cuestan en el extranjero (en países desarrollados, no en países en vías de desarrollo o del tercer mundo). El coste en Estados Unidos será un 126% de la media del resto de países, es decir, aún más caro, pero menos (en la actualidad, según el Departamento, es un 180% más caro).

El modelo se pondrá en marcha en principio de forma progresiva, durante un periodo de cinco años, sólo en la mitad del país, según el Departamento de Salud. Se espera que el precio de las medicinas caigan hasta un 30%, ahorrando al sistema público de salud 17.200 millones de dólares, y a los pacientes 3.400 millones.