En una consulta irregular los mexicanos se juegan el destino del nuevo aeropuerto internacional

Con gente que ha podido votar más de una vez, este jueves inició la consulta para decidir si se construirá el aeropuerto en Texcoco.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

La consulta ciudadana para decidir si se continuará la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) inició este jueves envuelta en incertidumbre. No está claro si la consulta logrará zanjar la discusión en torno al proyecto de inversión de hasta 300,000 millones de pesos (15,440 millones de dólares).

Medios locales y usuarios de redes sociales reportaron este jueves que era posible para una persona votar más de una vez.

“No sé por qué dicen que la consulta está amañada. Yo ya voté… 3 veces, por el de Texcoco, por supuesto”, escribió un usuario en redes sociales que mostró su fotografía con las tres papeletas en ubicaciones distintas. Decenas más, incluidos reporteros de medios locales, mostraron fotos de cómo se podía votar varias veces.

La consulta que finalizará el domingo plantea dos opciones para solucionar el problema de saturación del principal aeropuerto del país, ubicado en la Ciudad de México. La primera es continuar con la construcción del NAICM (en el lago de Texcoco) a 20 millas de la ciudad, iniciada en 2014. La segunda es cancelar el NAICM y ampliar las pistas del aeropuerto militar de Santa Lucía (en el Estado de México), renovar el que ya existe en la Ciudad de México y desviar parte del tráfico aéreo al aeropuerto de la vecina ciudad de Toluca.

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), se opuso a la construcción del NAICM desde el principio. Durante su campaña presidencial en 2018, prometió que cancelaría “la obra faraónica” por ser un dispendio de los recursos públicos. Tras su victoria y ante la crítica de los empresarios resolvió que la decisión de mantenerlo o cancelarlo se haría por medio de una consulta popular.

La consulta misma, sin embargo, se volvió blanco de críticas de académicos por la metodología que iba a seguir. Argumentaron que había un sesgo en los municipios que se habían seleccionado, porque la población que había votado por AMLO estaba sobre representada en la muestra. Otros partidos políticos criticaron que la consulta fuera organizada por Morena, el partido del presidente electo, lo cual planteaba un conflicto de intereses. Las autoridades electorales del país no participan en la consulta.

“Este órgano constitucional autónomo (INE) tiene sus atribuciones definidas desde la Constitución y desde la ley, poder hacer consultas locales o incluso federales fuera del día de una jornada electoral no esta previsto”, dijo el consejero electoral Ciro Murayama, a medios locales.

Después de hacer de su oposición al nuevo aeropuerto parte de su campaña, AMLO dijo que no tomaría partido por ninguna de las dos opciones. Al acudir a la urna este jueves depositó un voto en blanco como símbolo de su neutralidad en el proceso de consulta, reportó la agencia de noticias EFE.

El Consejo Coordinador Empresarial, la principal organización de empresarios en el país, criticó en varias ocasiones la consulta que AMLO propuso. Alertaron que de cancelarse la obra, esto enviaría una mala señal a los inversionistas privados.

AMLO ha desestimado estas alertas y ha dicho que los contratos que ya se tienen con inversionistas serán respetados, independientemente de la opción que triunfe este domingo en la consulta que se lleva a cabo.

El gobierno del presidente en funciones, Enrique Peña Nieto, compartió un video esta semana para defender que Texcoco, donde se construye el NAICM, es la mejor opción. En el video citaron 20 estudios en los que se basaron para tomar la decisión de construir sobre uno de los lagos de Texcoco. Una de las críticas más frecuentes en contra del proyecto ha sido su impacto ambiental sobre el lago y las especies que habitan en él.

El Colegio de Ingenieros de México, señaló que la opción más viable era la del NAICM. Dijeron que era un proyecto que tendría más de 80 años de vida. Y calificaron a la alternativa como “poco atractiva y de muy alto riesgo”.

En declaraciones recientes, el futuro secretario de comunicaciones, Javier Jiménez Espriú, destacó que ambas opciones eran viables. Basándose en un estudio que encargaron a una empresa francesa, aseguró que la operación simultánea del aeropuerto de Santa Lucía y el que ya existe en la Ciudad de México era completamente viable. Agregó que el NAICM no estaría listo sino hasta 2024 y que su costo podría aumentar.

Los resultados de la consulta serán dados a conocer la noche del domingo.