Los paquetes explosivos enviados a políticos tienen características coincidentes

Las bombas dirigidas contra Barack Obama, Hillary Clinton, el ex director de la CIA y el ex fiscal general Eric Holder tienen todas las mismas características que la enviada este lunes al multimillonario George Soros

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Los dispositivos explosivos que se han enviado esta semana a varias figuras políticas y a la CNN tenían características similares. Las bombas contra el ex presidente Barack Obama, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, el ex director de la CIA y el ex fiscal general Eric Holder tienen todas las mismas características que la enviada este lunes al multimillonario George Soros, según tres altos funcionarios con conocimiento directo del caso han informado este miércoles por la noche a NBC News.

Cada una de las bombas estaba hecha con una tubería de PVC y con un temporizador digital para activar el detonador. También contenían pólvora de explosión baja o pirotécnica, como la de los fuegos artificiales. Los rayos X han mostrado que había probables trozos de metralla dentro de las tuberías de PVC, según estos funcionarios. Varios técnicos superiores de bombas informados sobre el caso apuntan que tenían todos los componentes para desencadenar una explosión exitosa.

La bomba destinada a Brennan fue envuelta en una cinta y fue diseñada para ser funcional, dijeron los funcionarios a NBC News. El dispositivo llegó a las oficinas de la CNN en un sobre que tenía un polvo blanco desconocido en el interior. Estaba dirigido a Brennan (con su nombre escrito "Brenan") y tenía sellos y firmas en el sobre, que ahora es analista de seguridad e inteligencia nacional de NBC News y MSNBC.

Poco después de las 10 de la mañana, los empleados de CNN se vieron obligados a evacuar el edificio de Time Warner en Manhattan tras descubrir el paquete.

La bomba destinada a los Clinton fue interceptada el martes cerca de su casa en Chappaqua, Nueva York, dijo el Servicio Secreto y el FBI. El paquete dirigido a Obama el miércoles en Washington, D.C.

Los sobres tenían un falso remitente: Debbie Wasserman Schultz, antigua presidenta del Comité Nacional Demócrata, quien también recibió un paquete que inicialmente estaba destinado a Eric Holder, ya que este no vive en la dirección escrita en el sobre.

Los forenses ahora trabajarán para identificar a los posibles sospechosos, dicen los expertos. Las autoridades revisarán las huellas dactilares, el ADN y cualquier pelo o fibra que pueda haber quedado dentro de los paquetes. Cualquier escrito a mano en los sobres también puede ofrecer algunos detalles sobre la personalidad o incluso la nacionalidad del remitente, según la forma de las letras y los números.

El FBI dijo que estaba investigando un segundo paquete sospechoso dirigido a la congresista californiana Maxine Waters en Los Ángeles, tras descubrir el primero en Maryland el miércoles temprano. A última hora del miércoles, las autoridades sospechaban de que podía haber un paquete destinado al ex vicepresidente de Obama, Joe Biden.