Willa se disipa en el noroeste de México tras tocar tierra anoche en Sinaloa con categoría 3

El huracán dejó cortes de electricidaqd y daños en estructuras endebles

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El huracán Willa se disipó esta mañana, horas después de tocar tierra con categoría 3 en Isla del Bosque, en el estado mexicano de Sinaloa, aunque sus remanentes podrían dejar aún lluvias torrenciales en el centro-oeste del país, según el Centro Nacional de Huracanes. Las evaluaciones de daños ha sido escasas durante la noche por la oscuridad y a las malas comunicaciones, pero las autoridades federales apuntan que algunas zonas quedaron sin suministro eléctrico y hay reportes de daños en estructuras endebles con tejados de hojalata. 

Willa ha tocado tierra este martes en la noche a unas 50 millas al sureste de Mazatlán, un destino turístico de unos 500.000 habitantes, entre ellos muchos expatriados estadounidenses y canadienses. 

 

Antes de llegar a territorio continental con vientos de 120 mph, la tormenta azotó las Islas Marías, un archipiélago situado a unas 60 millas de la costa que tiene una reserva natural y una prisión federal. 

 

La tormenta puede dejar lluvias intensas en partes de los estados de Jalisco, Nayarit y Sinaloa, donde podrían registrarse inundaciones repentinas y deslaves en zonas de montaña.

 

Aunque los hoteles, restaurantes y tiendas de Mazatlán tenían las ventanas cubiertas con madera, la gente se acercó hasta el paseo marítimo de la ciudad para ver la puesta de sol con el huracán oscureciendo el cielo hacia el sur.

 

 Residentes de Mazatlán en el paseo marítimo de la ciudad mientras el huracán Willa se acerca este martes/ Reuters

 

Alberto Hernández, empleado de un hotel en Teacapan, unas 12 millas al sur del punto de ingreso del huracán, confiaba en que el edificio resistiera el embate. Él y su hijo, quien también trabaja en el hotel, permanecieron en el lugar, aunque el resto de su familia ya salió de la zona. “Llevamos todo el día llenos de agua, no hay nadie en las calles, todo está cerrado, pero no todos quisieron irse, aunque las autoridades dejaron claro que el que se quedara era bajo su responsabilidad”, comenta.

 

Ante la llegada del huracán Willa, residentes cubren este martes las ventanas de edificios en Mazatlán, México.AP / AP

Ante la llegada del huracán Willa, residentes cubren este martes las ventanas de edificios en Mazatlán, México /AP

 

Las lluvias torrenciales comenzaron por la tarde y las autoridades de emergencia dijeron que desalojaron a más de 4.250 personas en las localidades costeras e instalaron 58 albergues antes de que llegara la tormenta. Las escuelas cerraron y las calles estaban casi desiertas. Algunas familias se fueron al centro de convenciones de Mazatlán, que abrió sus puertas como albergue. Extendieron frazadas en el piso y esperaban la tormenta.

 

Algunas de las personas evacuadas de sus hogares en el Centro de Convenciones de Mazatlán, que se usa como refugio.Reuters / Reuters

Algunas de las personas evacuadas de sus hogares en el Centro de Convenciones de Mazatlán, que se usa como refugio/Reuters

 

Ante la proximidad de Willa, la playa de Mazatlán prácticamente desapareció y las olas empezaron a estrellarse contra el malecón bajo un cielo cubierto por nubarrones negros. Algunos surfistas aprovecharon el oleaje y solo salieron del mar cuando la policía amenazó con detenerlos.