Detenido un capo del cártel del Golfo responsable de la violencia en la frontera

Petronilo Moreno Flores, apodado El Panilo, estaba en guerra con otros narcotraficantes por el control de la organización mexicana, lo que ha extendido un reguero de muerte junto a Texas.

El Ejército mexicano ha detenido este viernes en Matamoros (Tamaulipas) a Petronilo Moreno Flores, apodado El Panilo y considerado como capo del cártel del Golfo, según ha informado la prensa mexicana.

Moreno fue apresado en una vivienda del paseo de Los Fresnos en una operación de la Secretaria de Defensa Nacional en la que, según relataron testigos a la web informativa La Silla Rota, participaron vehículos y helicópteros, y de la que no se han dado detalles de forma oficial.

Sobre el presunto narcotraficante, uno de los más buscados del país por las autoridades, pesaba una recompensa de 100.000 dólares.

Moreno era el lugarteniente de José Alfredo Cárdenas Martínez, sobrino de Osiel Cárdenas Guillén, el capo máximo del cártel. Sin embargo, según relata La Silla Rota, Moreno (también apodado Metro 100) se rebeló tras la detención de Cárdenas Guillén en 2003 y el posterior asesinato de su hermano y sucesor al frente del cártel, Ezequiel, en 2010.

Intentó así disputar el liderazgo de la organización a la familia al frente un grupo rebelde conocido como Los Metros. Las luchas internas (asesinatos, detenciones, etcétera) dentro de esta organización, y su violenta disputa por el control del cártel del Golfo con el grupo fiel a la familia Cárdenas (conocidos como los Rojos) provocó una oleada de violencia en Tamaulipas, y en especial en la ciudad fronteriza de Reynosa (linda con McAllen, Texas), donde más de medio millar de personas murieron entre enero de 2015 y agosto de 2018, según cifras del Sistema de Seguridad Pública reproducidas por la citada web.