Nuevo récord: Crece el número de familias migrantes que llega a EE.UU pese a las políticas de Trump

Según las cifras a las que ha accedido el diario The Washington Post, en septiembre llegaron 16,658 personas acompañadas de sus familiares, lo que supone un 80% más respecto a junio y el máximo histórico alcanzado en un mes. Estas cifras demuestran el fracaso de la política “tolerancia cero” de Trump para disuadir a los migrantes
Una madre hondureña y su hijo de 1 año detenida este junio por la Patrulla Fronteriza tras cruzar ilegalmente la frontera cerca de McAllen, Texas.
Una madre hondureña y su hijo de 1 año detenida este junio por la Patrulla Fronteriza tras cruzar ilegalmente la frontera cerca de McAllen, Texas.AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Este septiembre se ha alcanzado un nuevo récord en el número de familias migrantes, con menores, que han cruzado la frontera de Estados Unidos y México de forma irregular. En total han llegado 16,658 personas acompañadas de sus familiares, lo que suponen un incremento del 80% con respecto a las cifras de julio con un total de 9,258 y el máximo registrado en un mes. Estos datos se basan en estadísticas oficiales que aún no han sido publicadas a las que ha tenido acceso el diario The Washington Post.

La política de tolerancia cero del fiscal general, Jeff Sessions, en vigor del 5 de mayo al 20 de junio, ordenó a los fiscales que procesaran como criminales a todos los inmigrantes que cruzaran la frontera de forma ilegal como medida para disuadir a los inmigrantes, aunque el aumento de detenidos en la frontera pone en evidencia el fracaso de la medida. 

Una de sus consecuencias fue la separación de más de 2.597 niños migrantes de sus padres. Ante la oleada de críticas en todo el mundo, el 20 de junio el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva que puso fin de forma temporal a la separación de familias migrantes.

A pesar del fracaso de la política migratoria, según informa The Washington Post, el Ejecutivo está considerando un nuevo plan que implicarían la separación de las familias de inmigrantes que tratan de llegar a EE.UU. de forma irregular.

Una opción sería mantener detenidas a las familias que llegan solicitando asilo durante 20 días, y luego ofrecer a los padres que elijan: seguir detenidos durante semanas, meses o años, a la espera de comparecer ante un juez de inmigración, y que sus hijos se queden con ellos, o que ellos sigan detenidos pero los menores sean entregados a otras familias de adopción (amigos, familiares o desconocidos).

El presidente Donald Trump dijo este sábado que si los extranjeros "sienten" que van a ser alejados de sus familiares, entonces "no vendrán" a territorio estadounidense. "Si sienten que habrá una separación, entonces no vendrán", apuntó Trump en declaraciones a la prensa.