Facebook censura por error anuncios hispanos en su lucha contra la manipulación extranjera

Rusia manipuló las elecciones de 2016 a través de las redes sociales. Ahora, en su intento por evitar que se repita este ataque, Facebook está eliminando por error anuncios inocentes que tienen algo en común: la comunidad hispana.
Anuncio en Facebook denunciado como parte de la campaña rusa para influir en las elecciones de 2016.
Anuncio en Facebook denunciado como parte de la campaña rusa para influir en las elecciones de 2016. AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Facebook ha retirado anuncios de su red social que mencionaban a latinos y otras minorías en Estados Unidos al considerar que tenían un contenido político y podían influir de forma negativa en las elecciones del 6 de noviembre. Sin embargo, un análisis realizado por el diario USA Today afirma que esos anuncios carecían en realidad de aspectos polémicos: su única culpa era precisamente referirse a latinos o afroamericanos. Pese a ello (o por ello), fueron eliminados.

Un anuncio de una compañía de seguros por el Mes de la Herencia Hispana, otro sobre pruebas para detectar el cáncer cervical en hispanas en Ohio, otro realizado en español sobre créditos hipotecarios de aprobación rápida… El diario ha detectado docenas de anuncios de empresas, universidades y organizaciones sin ánimo de lucro que fueron censurados y parecían tener algo en común: mencionaban a latinos, hispanos, mexicanos, afroamericanos y otras minorías, o estaban en español. Incluso una oferta del restaurante Chipotle fue considerado como de contenido político.

Facebook asegura haber puesto en marcha un sistema de control con miles de moderadores que revisan, junto a sistemas automatizados, los anuncios publicados en la red para evitar que se produzca una interferencia extranjera como la llevada a cabo por Rusia en las elecciones de 2016. Ese intento de influir en la opinión pública se centró en temas que causan división social, como la raza o la inmigración.

En estas elecciones se han detectado intentos similares, pero además se ha puesto de manifiesto que Facebook sigue teniendo problemas para detectar lo que es un anuncio inocente y normal de lo que es un intento de un potencia extranjera para minar la democracia estadounidense.

Facebook recibe el 5% de sus ingresos de estos anuncios políticos, según el citado diario, que asegura que, tras la polémica de la intervención rusa, que llevó a intervenir al Congreso, se planteó prohibirlos, aunque luego optó por poner en marcha en su lugar mecanismos de control.

En cualquier caso, los errores descubiertos por el citado diario suponen una pequeña parte del millón de anuncios políticos publicados en la plataforma, según asegura el directivo de Facebook Rob Leathern. “A la escala en la que operamos, va a haber errores”, admitió, “a veces las máquinas cometen errores, a veces los humanos cometen errores, a veces ambos cometen errores”.