Lo que nunca ha ocurrido y puede ocurrir en estas elecciones

Una latina y lesbiana, una transexual, una afroamericana, una nativoamericana, una musulmana, una veinteañera... representan a minorías, nunca han ganado una elección y ahora pueden hacerlo por primera vez. Y todas son mujeres.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El 6 de noviembre se celebraran más de medio millar de elecciones en Estados Unidos, que decidirán qué partido controla la Cámara de Representantes, o quién gobierna 36 estados de la Unión, entre otros asuntos. Pero, miradas en detalle, algunas de estas votaciones tendrán un significado simbólico que va más allá de su resultado porque pueden suponer una victoria de minorías y, en especial, de las mujeres.

La primera latina… y lesbiana. Lupe Valdez, de 71 años, es hija de inmigrantes mexicanos campesinos, “la primera sheriff latina de Estados Unidos” (en Dallas, entre 2005 y 2017), “una de las primeras funcionarias elegidas LGTBQ” , y ahora candidata a gobernadora de Texas. Se enfrenta al republicano Greg Abbott, que ocupa el puesto desde 2015 y al que todas las encuestas pronostican ganador. Texas es gobernada por los republicanos desde 1995, cuando ganó el después presidente George W. Bush.

En Vermont se presenta además Christine Hallquist, de 62 años, la primera aspirante a gobernadora transgénero, que denuncia haber recibido amenazas de muerte. Concurre como demócrata ante el republicano Phil Scott, que lleva en el cargo desde 2017 tras servir antes seis años como vicegobernador del demócrata Peter Shumlin.

Y en Arizona concurre Kyrsten Sinema, también como demócrata, que podría convertirse en la primera senadora bisexual. Se enfrenta a la republicana Martha McSally, y el resultado será en cualquier caso histórico, puesto que una de ellas se convertirá en la primera senadora elegida jamás en Arizona. En Tennessee, la republicana Marsha Blackburn, que cuenta con el apoyo de Trump, podría convertirse en la primera senadora jamás elegida en este estado si vence al demócrata Phil Bredesen.

La primera nativo-americana. De hecho, no son una sino dos. Paulette Jordan, de 38 años, es “miembro orgulloso” de la tribu de Coeur d’Alene. Durante los últimos cuatro años ha servido como representante en el Congreso estatal de Idaho, como demócrata, y ahora se presente al cargo de gobernadora. Se enfrenta a Brad Little, del Partido Republicano; esta formación lleva gobernando Idaho desde hace 23 años, y todas las encuestas indican que volverá a ganar.

En Nueva México, Deb Haaland, de 57 años, y miembro del Laguno Pueblo,  se presenta a la Cámara de los Representantes por el Partido Demócrata en el 1er Distrito (que incluye la mayor parte de Alburquerque). Se enfrenta a la republicana Janice Arnold Jones, congresista estatal desde 2003. Este distrito es demócrata desde 2009.

La mujer más joven. Alexandria Ocasio-Cortez se convertirá casi con toda probabilidad en la mujer más joven en ser elegida para la Cámara de Representantes en el Distrito 14º de Nueva York (que cubre los barrios del Bronx y Queens). Con 29 años recién cumplidos, se presenta por el Partido Demócrata en un distrito que este partido controla desde 1993, tras haber derrotado en las elecciones primarias a Joe Crowley (congresista desde 1999). Hasta ahora, la mujer más joven elegida para la Cámara había sido Elise Stefanik (con 30 años).

La primera afroamericana. Stacey Abrams, de 44 años, puede convertirse en la primera mujer negra en convertirse en gobernadora en la historia de Estados Unidos, tras haber hecho historia ya al ser la primera candidata de uno de los dos grandes partidos. Concurre sin embargo como demócrata en Georgia, un estado gobernado por los republicanos desde 1998, y en el que Donald Trump ganó en las elecciones presidenciales de 2016.

La primera musulmana. También en este caso son dos: Rashida Tlaib, de 42 años, demócrata, musulmana y palestino-americana, que aspira a la Cámara de Representantes en Michigan y no tiene oponente; e Ilhan Omar, demócrata, musulmana y somalí-americana, que lo hace en Minnesota, en un distrito demócrata desde hace décadas, frente a la republicana Jennifer Zielinski.