Un juez rechaza la demanda de la actriz Stormy Daniels contra Trump por insultos

Además de perder el caso, la actriz deberá pagar los honorarios de los abogados de Donald Trump.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Un juez federal rechazó la demanda por difamación que Stormy Daniels interpuso en abril contra Donald Trump tras asegurar que había recibido amenazas para mantener en silencio su supuesta relación con el presidente.

Daniels, cuyo nombre real es Stephanie Clifford, dijo que Trump había puesto en duda la veracidad de su testimonio y la había difamado en Twitter, acusándola de un delito grave.

En una orden emitida este lunes, el juez de distrito S. James Otero dijo que la declaración de Trump estaba protegida bajo la Primera Enmienda y que constituía una "hipérbole retórica".

"Si esta corte evitara que Trump se involucrara en este tipo de hipérbole retórica asociada con el discurso político del país, cualquier respuesta redactada por un presidente o una figura pública podría constituir una acción por difamación. Esto privaría al país del discurso común al proceso político", aseguró el juez.

El abogado de Daniels, Michael Avenatti, prometió apelar la decisión y dijo que confiaba en que se revertiría.

"Hay algo realmente interesante en Trump basándose en la Primera Enmienda para justificar la difamación de una mujer", dijo Avenatti.

Pero el abogado del Presidente inmediatamente calificó la decisión como un triunfo.

"Ningún comentario de Stormy Daniels o de su abogado, el Sr. Avenatti, puede caracterizar sinceramente el fallo de hoy de otra manera que no sea la victoria total para el presidente Trump y la derrota total para Stormy Daniels", dijo el abogado Charles Harder en una entrevista.

La decisión del juez también ordena que los honorarios de los abogados de Trump sean pagados por Daniels. La suma será determinada más adelante.

La demanda por difamación es independiente a otra demanda que Daniels presentó contra Trump que aún está vigente y busca disolver un contrato de confidencialidad.

Daniels ha argumentado que el acuerdo debe ser invalidado porque el abogado personal de Trump, Michael Cohen, lo firmó, pero el presidente no.

Los abogados de Trump aseguran que el acuerdo no era válido y no la demandarán por romperlo. Asimismo, dijeron que el presidente nunca se consideró a sí mismo como parte del contrato y que tampoco negaba las afirmaciones de la actriz porno.

Mientras Trump y Cohen quieren que el tribunal desestime el litigio como discutible, el abogado de Daniels quiere mantener vivo el caso.