Escribió cuatro cartas “miserables”. Luego hizo estallar una bomba en su carro y mató a su bebé y a su amigo

Su familia considera que era "malvado" y "tenía algo" contra su bebé. El sábado invitó a su mejor amigo a subir al carro y luego hizo estallar la bomba con el niño dentro. Las cartas que escribió antes son "miserables".
Investigación de la escena del crimen, el lunes en Allentown.
Investigación de la escena del crimen, el lunes en Allentown. AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Jacob Schmoyer, de 26 años, murió el sábado junto a su hijito y un amigo al estallar su carro en Allentown (Pennsylvania). Las autoridades federales han desvelado este jueves que la explosión fue provocada por una bomba casera fabricada por el propio Schmoyer, que detalló sus planes en cartas dirigidas a la policía y a su familia, en las que se lamentaba de lo miserable que era su vida.

El hombre envió las cartas, fechadas el 29 de septiembre, poco antes del estallido en el que murió junto a su hijo, Jonathan Schmoyer, de dos años, y su amigo David Hallman, de 66 años. Las misivas llegaron a sus destinatarios el martes y el miércoles, según la Agencia de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego.

“Era miserable”, ha explicado el agente federal Don Robinson en conferencia de prensa, “las cuatro cartas describían básicamente una vida miserable, estaba descontento consigo mismo. Admitía varios crímenes [robos], y consideraba que las cosas no iban a mejorar; había mucho odio, en parte contra Hallman, en parte contra su hijo”.

“Hay mucha furia y mucho vitriolo en las cartas, era muy meticuloso en cuanto a querer asegurarse de que supiéramos que lo había hecho él, “añade el agente

Schmoyer convenció a Hallman para que subiera al vehículo aquella noche, y lo hizo estallar, esparciendo escombros y restos humanos por varios bloques del vecindario. La bomba tenía dos explosivos que no han sido detallados por las autoridades, y estaba colocada cerca de la consola central o del asiento del pasajero, donde estaba sentado Hallman.

Shannon Rehrig, hija de Schmoyer, ha calificado de “malvado” a su padre, reseñando que en una de las cartas decía que “tenía algo contra el autismo, que sospechaba que [el niño] tenía”.