Intentos de suicidio, dientes caídos y detenidos aislados. Reporte detalla duras condiciones en un centro de ICE

El reporte resalta la presencia de sábanas trenzadas en 15 de 20 celdas visitadas para presuntamente ser utilizadas como “horcas” en intentos de suicido.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Sábanas trenzadas como "horcas" para cometer suicidios, poca atención médica y el uso inadecuado de celdas de aislamiento, fue lo que se encontró el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) en una inspección sorpresa a uno de los centros más grandes de ICE en California.

“Estos problemas no solo constituyen violaciones a los estándares de detención de ICE, sino que también representan amenazas significativas a la seguridad, los derechos y la salud de los detenidos”, lee el reporte con fecha del 27 de septiembre de 2018.

Los resultados son parte de una inspección que realizó la Oficina del Inspector General (OIG) del DHS al Centro de Detención de Adelanto en mayo de 2018 sin previo aviso. El centro está dividido en dos grandes instalaciones que albergan al menos 1,659 detenidos y se encuentra a unos 136 kilómetros de Los Ángeles.

Adelanto es supervisado por ICE, pero es propiedad de GEO Group, uno de los contratistas de prisiones privadas más grandes del país con sede en Florida. GEO Group tiene decenas de contratos con ICE desde hace 10 años, según la página USASpending.gov que contabiliza contratos federales. 

La GEO Group dijo en un comunicado a Noticias Telemundo que la compañía “asume toda la responsabilidad ante las deficiencias”.

"Si bien creemos que algunos de los hallazgos carecían del contexto adecuado o estaban basados ​​en información incompleta, ya hemos tomado medidas para remediar las áreas donde nuestros procesos no cumplieron con nuestro compromiso", dijo el vicepresidente de Relaciones Corporativas de la empresa, Pablo Pérez. “Nos comprometemos a redoblar nuestros esfuerzos para garantizar un tratamiento seguro y humano en todas nuestras instalaciones”.

El reporte resalta la presencia de sábanas trenzadas en 15 de 20 celdas visitadas para presuntamente ser utilizadas como “horcas” en intentos de suicido.

“Después los guardias se ríen de ellos y los llaman ‘suicidios fallidos’ una vez que regresan del centro médico”, dijo uno de los detenidos a los agentes, según el reporte.

Reportes de ICE documentaron al menos siete intentos de suicidio entre diciembre de 2016 y octubre de 2017.  

La agencia también señala que cuando visitaron Adelanto, se encontraron a 14 detenidos bajo “segregación disciplinaria” colocados en un pabellón a parte, pero que ha todos se les había designado este trato antes de ser nombrados “culpables de un acto prohibido o de violar las reglas”. Entre ellos estaba un inválido que durante nueve días no se paró de su silla de ruedas para dormir en una cama ni asearse.

Así mismo, el reporte señala que los reclusos podían pasar meses sin recibir atención medica. Entre noviembre de 2017 y abril de 2018 se documentaron 80 quejas por falta de atención medica. Entre ellos, un detenido dijo que perdió varios dientes al esperar más de dos años para que le arreglaran unas caries.

Sobre este tema, Pérez dijo en su comunicado que están llevando a cabo “a cabo una revisión en profundidad con nuestro subcontratista de servicios médicos externos para garantizar que toda la atención médica y dental se proporcione con la más alta calidad y de manera oportuna, y para responsabilizar a aquellos que no cumplan con estas expectativas”.

La organización Freedom for Immigrants calificó al informe como una prueba de que “han creado un ambiente hostil que pone en peligro la vida de miles de solicitantes de asilo, víctimas de la trata de personas”.

La organización agregó que el informe confirma lo que ellos mismos han documentos a través de su "propio monitoreo".

Por su parte, la portavoz de ICE, Lori Haley, dijo en un comunicado que la agencia "toma en serio los hallazgos". ICE se comprometió con completar una inspección más profunda a partir del 10 de octubre. 

No es primera vez que se reportan irregularidades en el centro de Adelanto.

Los resultados de la inspección resuenan con los comentarios de un padre guatemalteco a un periodista de MSNBC cuando acudió a entrevistarlo en agosto al centro de Adelanto.

“Me estoy volviendo loco. Me veo en una situación inhumana”, le escribió Ascención, quien pidió ser identificado solo por su primer nombre, al periodista Jacob Soboroff en una carta. El hombre fue separado de su hijo de 15 años y llevado a Adelanto tras cruzar la frontera de forma irregular. Todavía se encuentra en el centro, según Soboroff.

Así mismo, un reporte de 2012 de la oficina que supervisa las detenciones de ICE también documentó quejas por retrasos en atención médica.

La misma oficina publicó otro informe en 2014 sobre “deficiencia en 26 áreas, incluyendo 16 relacionadas a los esfuerzos para prevenir e intervenir en casos de abuso sexual”, según el medio estadounidense Los Angeles Times.