Muchedumbre en México le prende fuego a un policía y lo deja sin vida

Los casos de linchamiento son cada vez más frecuentes en el país, una cuestión que preocupa a las autoridades.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Una turba enfurecida roció con gasolina a un detective y lo mató al prenderle fuego en el estado de Hidalgo, en el centro de México, informaron las autoridades.

La procuraduría estatal de Hidalgo dijo que alrededor de 100 personas atacaron a la policía local en el pueblo de Metepec y luego tomaron de rehenes al detective y a otros tres hombres, quienes fueron golpeados brutalmente.

Al momento del incidente, se desconoce si el asesinado estaba en horas de trabajo o si sabían que era un agente de policía.

Videos publicados en redes sociales mostraron a una turba atacando a uno de los hombres a puntapiés, palos y puñetazos en la plaza. La policía llegó eventualmente y rescató a los tres agredidos.

Se reportó que los ataques fueron en reacción a rumores sobre hombres que planeaban secuestrar niños.

La procuraduría dijo que estaba investigando el ataque y que llevaría a los asesinos y otros integrantes de la turba ante la justicia.

"Que quede claro, incitar y promover este tipo de hechos también es un delito", dijo la procuraduría.

En casos similares, las autoridades han podido identificar y arrestar a sospechosos porque los lugareños suelen grabar los ataques con sus teléfonos celulares y publicarlos en las redes sociales.

En más o menos un mes ha habido cinco asesinatos en México debido a rumores falsos sobre secuestradores de niños. En cuatro de esos casos, las víctimas también fueron quemadas. Las autoridades dicen que los rumores circulan en las redes sociales y han pedido a la gente que no los crean.

Pero la comisión de derechos humanos del país responsabilizó a las autoridades. La falta de aplicación efectiva de las leyes y el aumento del crimen conlleva a que algunas comunidades formen escuadrones de vigilancia, y los pasajeros de autobuses en la zona metropolitana de la Ciudad de México regularmente matan a ladrones que tratan de robarles a bordo.

"En tanto el estado no cumpla con sus obligaciones de abatir la impunidad y brinde condiciones mínimas de seguridad a la sociedad, la desconfianza en las instituciones y la desesperación de las personas por obtener justicia dejará abierta la puerta para que se presenten nuevos casos de justicia por propia mano", dijo la agencia en un comunicado emitido este mes.

No es la primera vez que lugareños matan a detectives en México. En 2004, una turba golpeó y quemó a dos agentes federales en las afueras de la capital porque supuestamente fotografiaban a escolares. Algunos dijeron creer que los agentes eran secuestradores, pero en realidad estaban investigando un caso que les habían asignado.

Personas que simplemente hacían preguntas también han sido víctimas de la histeria. A fines de agosto, una turba quemó a dos hombres que aparentemente se detuvieron cerca de una escuela para tomar una cerveza en Puebla.

En el 2015, residentes de Ajalpan, Puebla, también mataron a golpes a dos jóvenes que estaban haciendo preguntas en el pueblo. Se había propagado el rumor de que trataban de secuestrar niños, pero en realidad estaban realizando un sondeo comercial sobre el consumo de tortillas.