Lo que Ford no puede olvidar de la supuesta agresión de Kavanaugh: su risa

Ford contó al Senado los detalles de la supuesta agresión que ocurrió en una reunión de amigos en la década de los 80 cuando ella asistía a la escuela Holton-Arms.

Hay un momento que Christine Blasey Ford dice no olvidar: la risa de su presunto agresor, el juez nominado a la Corte Suprema Brett Kavanaugh.

“La risa estruendosa entre los dos [Brett y su amigo Mark Judge], y que se están divirtiendo a mi costa", respondió la doctora Ford, visiblemente conmovida, cuando el senador Patrick Leahy, demócrata por el estado de Vermont, le preguntó por el recuerdo más presente que no puede olvidar del presunto ataque.

Las declaraciones de Ford forman parte de su testimonio ante el Comité Judicial del Senado, la primera audiencia pública de la doctora tras acusar a Kavanaugh de haberla agredigo sexualmente cuando eran jóvenes. 

Ford, profesora de psicología, dijo a la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado que “la risa está grabada indeleblemente en el hipocampo”.

Luego, la senadora demócrata por Minnesota, Amy Klobuchar, también preguntó sobre qué no olvida de esa noche.

“La risa, la risa estruendosa. Y los múltiples intentos de escapar y la habilidad final para poder hacerlo”, reiteró la doctora.

Ford contó al Senado los detalles de la supuesta agresión que ocurrió en una reunión de amigos en la década de los 80 cuando ella asistía a la escuela Holton-Arms.

Según Ford, Kavanaugh supuestamente la inmovilizó en una cama, la tiró sobre su ropa, apretó su cuerpo contra el suyo e intentó quitarse el traje de baño que llevaba puesto. Trató de gritar, pero según cuenta, Kavanaugh le tapó la boca con la mano.

Dice que pudo escapar cuando Mark Judge, un amigo de la escuela secundaria del acusado que se negó a testificar u ofrecer información adicional, saltó encima de ellos. 

La senadora Feinstein le preguntó a Ford cómo podía estar segura de que Kavanaugh era su agresor.

"De la misma manera que estoy seguro de que estoy hablando con usted en este momento. Funciones de memoria básicas", dijo Ford.

Feinstein le preguntó a Ford si estaba segura de que esto no podía ser un caso de identidad equivocada.

"Absolutamente no", respondió Ford. Más tarde, ella dijo que estaba "cien por ciento" segura de que Brett Kavanaugh había sido su agresor.

Kavanaugh ha negado en repetidas ocasiones la acusación. Minutos después de Ford, se presentó también ante el Senado donde reiteró que "nunca he asaltado sexualmente a alguien".