¿Quién es Rachel Mitchell, la fiscal elegida para interrogar a la acusadora de Kavanaugh?

Se especializa en delitos sexuales y en el pasado ha dicho que está especialmente dedicada a los niños víctimas de estos casos, que son "inocentes y vulnerables".

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

La mujer elegida por los republicanos del Comité Judicial del Senado para interrogar a la acusadora de Brett Kavanaugh, candidato a la Corte Suprema, se encontrará en una posición inusual cuando se enfrente cara a cara con Christine Blasey Ford el jueves.

El presidente del Comité Judicial del Senado, Chuck Grassley, anunció el martes que contrató a Rachel Mitchell, una abogada externa, para interrogar a Kavanaugh y Ford, en representación de los 11 republicanos masculinos del comité, a pesar de los deseos de Ford de ser cuestionada por los propios senadores sobre su acusación de que Kavanaugh sexualmente la asaltó cuando los dos eran adolescentes.

Los demócratas criticaron la medida.

Relacionado: Abogado de la segunda acusadora de Kavanaugh dice que los republicanos no quieren hablar con ella

"Va en contra de todo lo que he visto en 44 años", dijo el senador Patrick Leahy, de Virginia, que sirve en el Comité Judicial. "No están siguiendo el procedimiento normal".

Pero Grassley, refiriéndose a Mitchell como una "fiscal con experiencia en delitos sexuales", dijo que el objetivo de llevarla a ella era "despolitizar el proceso y llegar a la verdad, en lugar de mostrarse grandioso y dar a los senadores la oportunidad de lanzar sus campañas presidenciales".

Mitchell se desempeñó como fiscal desde 1993 y es vicefiscal del condado de Maricopa en Phoenix y jefa de la División de Víctimas Especiales, que comprende delitos sexuales y violencia familiar. Actualmente está de licencia de sus puestos.

Su caso más notable fue en 2005, cuando se enfrentó al reverendo Paul LeBrun, un ex sacerdote católico trasladado a Arizona que había sido acusado de abusar sexualmente de niños en los años 80 y 90, y otros cuatro muchachos en su antigua parroquia en Indiana antes.

Relacionado: Una tercera mujer acusa a Kavanaugh de conducta sexual inapropiada

Mitchell, que solo 10 meses antes había sido elegida para reemplazar a su jefe al frente de la unidad de delitos sexuales en la oficina del fiscal del condado de Maricopa en una reorganización sorpresiva, tenía pocos recursos con los delitos en Indiana, ya que había vencido el estatuto de limitaciones.

Sin embargo, logró convencer a un juez de que a dos de sus acusadores de Indiana se les debería permitir testificar, señalando que sus testimonios hablarían sobre la capacidad de LeBrun para el abuso sexual.

El juez dictaminó a su favor, y LeBrun finalmente fue declarado culpable de abusar de los niños en sus parroquias de Arizona y sentenciado a 111 años de prisión. El caso fue celebrado como una victoria significativa por parte de Mitchell.

En una entrevista publicada en 2012 en FrontLine Magazine, la revista del grupo cristiano conservador Foundations Baptist Fellowship international, Mitchell dijo que se sintió atraída por la lucha contra los delitos sexuales contra niños después de trabajar con un abogado principal al que se asignó un caso donde el delincuente era el director de un coro juvenil.

"Me sorprendió lo inocentes y vulnerables que eran las víctimas de estos casos. Cuando me convertí en abogada de la oficina, enjuicié otros tipos de casos, pero me sentí atraída a esta área", dijo a la revista.

También jugó un papel en poner fin a la controversia en su propia oficina bajo el entonces Sheriff Joe Arpaio, cuando la Oficina del Sheriff del Condado de Maricopa experimentó un atraso de cientos de crímenes sexuales reportados entre 2005 y 2007 que no fueron investigados adecuadamente.

La ex jefa a la que reemplazó en 2005, Cindi Nannetti, dijo a The Washington Post que Mitchell fue una de los fiscales que examinaron los casos para determinar cuáles podrían aún ser juzgados.

Nannetti también le dijo al Post -el diario que primero dio la noticia de que Mitchell había sido seleccionada por el Partido Republicano para la sesión en el Congreso- que Mitchell luego realizó sesiones de capacitación para la oficina del alguacil con la esperanza de evitar un retraso similar en el futuro.

Mitchell es una republicana registrado que ha dado conferencias en EEUU sobre investigaciones de agresiones sexuales. Pero su carrera en la oficina del fiscal del condado de Maricopa no ha estado sin controversia: fue criticada en 2011 cuando un miembro de los Testigos de Jehová que admitió haber abusado sexualmente de un adolescente varias veces sólo pasó seis meses en la cárcel del condado.

Y en 2003, su oficina fue criticada después de que se negó a enjuiciar al esposo de una mujer tetrapléjica que lo acusó de abuso doméstico. En ese momento, Mitchell le dijo a Phoenix New Times que cuestionó la credibilidad de la mujer después de negar haber sido abusada y decir que sí lo fue luego que solicitó el divorcio.

En una declaración, el abogado del condado de Maricopa, Bill Montgomery, calmó las dudas sobre si Mitchell era la persona adecuada para la audiencia del jueves.

"El pueblo estadounidense puede estar seguro de que la experiencia de Rachel Mitchell como fiscal concienzuda, entrenada para buscar justicia, proteger a las víctimas y buscar la verdad ayudará al Comité Judicial del Senado a realizar su importante tarea", dijo.