Se recrudece la guerra comercial. EE.UU. y China se imponen mutuamente nuevos aranceles

El secretario de estado estadounidense, Mike Pompeo, aseguró este domingo que la administración Trump, no tiene intención de frenar sus agresivas políticas comerciales hacia China, y afirmó que su Gobierno "va a ganar" la guerra comercial entre ambas naciones

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Las tensiones comerciales entre EE.UU. y China se agitan aún más. En la madrugada de este lunes ha entrado en vigor otra ronda de aranceles a las importaciones chinas, por valor de 200.000 millones de dólares, a la que Pekín responde con gravámenes por 60.000 millones sobre productos estadounidenses. Hasta ahora, se han impuesto aranceles mutuos por valor de 50.000 millones de dólares.

Poco después de que se hicieran efectivos, el Consejo de Estado de China ha arremetido contra la administración Trump: "Han predicado descaradamente el unilateralismo, el proteccionismo y la hegemonía económica, haciendo acusaciones falsas contra muchos países y regiones, particularmente contra China, intimidando a otros países a través de medidas económicas como la imposición de aranceles", según informa Reuters.

Mientras, el secretario de estado estadounidense, Mike Pompeo, aseguró este domingo que su Gobierno no tiene intención de frenar sus agresivas políticas comerciales contra China y afirmó que "va a ganar" la guerra comercial entre ambas naciones.

El Gobierno de Xi Jinping ha rechazado este fin de semana acudir a las conversaciones que el Gobierno de EE. UU. había propuesto para esta semana en Washington. 

Donald Trump mostró esta semana su frustración ante los escasos progresos en las conversaciones bilaterales para reducir el déficit comercial estadounidense con China, y elevó el tono al acusar a Pekín de querer influir en las elecciones legislativas de noviembre en EE.UU. "China ha afirmado de manera abierta que está tratando activamente de impactar y cambiar nuestra elección atacando a nuestros granjeros, rancheros y trabajadores industriales por su lealtad a mí", señaló Trump en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó de nuevo de los "significativos costes económicos" de esta creciente disputa comercial, apuntó el portavoz del organismo, Gerry Rice, en rueda de prensa. Sin un acuerdo a la vista, los pronosticos apuntan que el conflicto entre las dos mayores economías podría recortar el crecimiento mundial hasta 2020.

Desde Washington, sin embargo, se ha tratado de restar importancia a los efectos negativos. El secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, reiteró que los aranceles han sido diseñados con el objetivo de "modificar el comportamiento" de China y que se busca "establecer un campo de juego comercial equilibrado".

EE.UU. exportó a China en 2017 productos por valor de 130.000 millones de dólares, mientras que el gigante asiático exportó al mercado estadounidense 506.000 millones de dólares.