El Gobierno aún tiene bajo custodia 403 niños migrantes separados de sus padres

Unos 220 menores no regresarán con sus padres, según los abogados de la administración de Trump, porque los progenitores renunciaron a la reunificación o ya han sido deportados
Unos 220 niños no regresarán con sus familias, según los abogados del Gobierno.
  Unos 220 niños no regresarán con sus familias, según los abogados del Gobierno.AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El Gobierno ha presentado este jueves un informe en una corte federal de San Diego (California) que informa de que 2.251 menores han vuelto con sus padres de un total de 2.654 separados de sus progenitores en la frontera como resultado de la política de "tolerancia cero", lo que supone que 403 aún están separados de sus padres.

Unos 220 menores no regresarán con sus padres principalmente porque los progenitores renunciaron a la reunificación o ya han sido deportados, según los abogados del Gobierno.

Relacionado: Administración Trump acepta reabrir casos de asilo de ciertas familias separadas en la frontera 

Por otro lado, el Departamento de Justicia (DOJ) informó de que se alista para implementar el plan aprobado de forma preliminar por el juez Dana Sabraw y que permitirá a unos mil inmigrantes tener una segunda oportunidad para solicitar asilo.La Administración Trump aceptó la semana pasada reabrir los casos de asilo que fueron rechazados a más de 1,000 padres separados de sus hijos en la frontera sur.

Sabraw, quien preside las tres demandas colectivas presentadas a nombre de niños y padres separados, dio luz verde la semana pasada a que se ejecute cuando antes la reconsideración de algunas solicitudes de asilo.

En el informe presentado a la corte este jueves el Gobierno identificó a los que podrían beneficiarse, entre los cuales no figuran padres que ya fueron deportados si bien anteriormente dijeron que podrían haber algunas excepciones.

Los elegibles serán padres y niños que han sido liberados de la custodia de Inmigración, o de la Oficina de Reubicación de Refugiados (ORR), y que han estado en el país desde el 26 de junio, fecha en que se ejecutó la orden judicial para reunificar a todas las familias separadas en la frontera. También los padres y menores que continúan en un centro de detención para familias y engloba a todos aquellos que cuentan con una orden de deportación.

Mientras, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), organismo que interpuso la demanda colectiva a nombres de los padres migrantes, continúan la tarea de localizar en sus países de origen a los progenitores que han sido deportados sin sus hijos. En su informe de este jueves han notificado a la Administración federal lo que espera el 65 % de los padres que han localizado, y anhela "que el Gobierno trabajará para traer una resolución a estos casos lo más pronto posible".