Un nuevo testimonio refuerza la acusación de asalto sexual contra el candidato de Trump para la Corte Suprema

“Este incidente sí ocurrió”, asegura una ex compañera de colegio de la presunta víctima. El juez Brett Kavanaugh lo sigue negando todo
El juez Brett Kavanaugh y el presidente Donald Trump hoy en la Casa Blanca.
El juez Brett Kavanaugh y el presidente Donald Trump hoy en la Casa Blanca. AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Las acusaciones de asalto con fines sexuales presentadas contra el candidato a la Corte Suprema Brett Kavanaugh se han visto reforzadas este miércoles por las declaraciones de una compañera de escuela de la mujer que le acusa de intentar violarla cuando eran adolescentes.

Christine Blasey Ford, que ahora tiene 51 años y es profesora universitaria en California, acusa a Kavanaugh, de 53 años, de atraparla contra una cama, manosearla, intentar desnudarla y taparle la boca para que no gritara durante una fiesta a la que ambos atendieron en Maryland a principios de los años 80, cuando ambos eran escolares. El juez, al que el presidente, Donald Trump, ha nominado para la Corte Suprema, niega esta acusación.

Había otra persona en la habitación donde se produjo el supuesto asalto, Mark Judge, pero asegura no recordar la fiesta. Sin embargo, no desea testificar ante el Senado, y la mayoría republicana que controla el Comité de Justicia, y que tiene por tanto la llave para confirmar o denegar al aspirante a la Corte Suprema, tampoco desea forzar su comparecencia.

Kavanaugh sí está dispuesto a comparecer el próximo lunes para negar previsiblemente las acusaciones. Blasey no ha dicho que no vaya a comparecer, pero sí querría que el FBI investigara antes sus alegaciones. A falta de conocer públicamente la opinión del FBI, sólo sabemos que Trump considera que no debería investigar las acusaciones porque, añade, no quiere investigarlas.

Parecería que el caso es sencillamente la palabra de uno contra otro, pero no es cierto. Blasey ha presentado documentos sobre sus sesiones de terapia durante años para superar lo ocurrido. Y este martes, una ex compañera de colegio, Cristina Miranda King, que ahora trabaja como curadora en la Ciudad de México, ha dicho que “este incidente sí ocurrió”, según informa la cadena NBC.

Admite que no la conocía personalmente, Blasey “iba un año o así por delante” en la escuela”, pero “muchos”  escucharon los rumores de forma indirecta sin detalles. “Sin embargo, los vívidos recuerdos de Christine deberían ser suficientes para nosotros para saber de forma sincera y profunda que la acusación es verdadera”, ha añadido.

Aunque quizá no sea cierto, ni una prueba definitiva de la culpabilidad del juez, que, insistimos, lo niega todo, sí podría complicar su confirmación para la Corte Suprema el mismo día en el que Trump ha dicho que tendrá que “tomar una decisión” si hay “una demostración creíble” de las acusaciones.