Acusan al creador de las armas 3D de abuso sexual a menores en Texas

El propietario de la compañía texana de armas impresas en 3D, Cody Wilson, ha sido acusado de asalto sexual a una menor, cuya edad no ha sido precisada, que conoció a través de una plataforma de citas en línea.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El propietario de la compañía texana de armas impresas en 3D, Cody Wilson, ha sido acusado de asalto sexual a una menor, cuya edad no ha sido precisada, que conoció a través de una plataforma de citas en línea.


La víctima asegura que conoció a Wilson, de 30 años, a través de una web de citas llamada "SugarDaddyMeet.com", con el seudónimo de "Sanjuro" y que a medida que avanzó la conversación él reveló su verdadero nombre y terminaron por intercambiar sus números de teléfono.

La menor aseguró en una declaración jurada al Centro de Protección Infantil, a la que tuvo acceso el diario Austin American-Stateman, que ambos se conocieron personalmente el pasado 15 de agosto en una cafetería de la capital texana.

Más tarde, ese mismo día, las cámaras de vigilancia muestran cómo ambos llegan a un hotel de Austin, donde supuestamente ocurrió la agresión sexual, y que, según la versión de la víctima, él abandonó después de pagarle 500 dólares.

El oficial de policía de Austin Shaun Donovan señaló que la descripción de la menor ha sido corroborada y que Wilson fue el único huésped registrado en la habitación del hotel la noche del asalto.

 



El empresario texano, que se define como anarquista y libertario radical, y que es director de Defense Distributed (DD), está en libertad.

Si finalmente es detenido y declarado culpable, la agresión sexual de un menor es un delito grave de segundo grado penado con hasta 20 años de prisión.

En las últimas semanas Wilson, cuya empresa fabricó la primera pistola hecha con una impresora 3D, también fue noticia después de anunciar la venta de los manuales para la fabricación de estas armas, desoyendo un mandato judicial.

En una rueda de prensa, alegó que la orden del juez federal del Distrito del estado de Washington, Robert Lasnik se refiere a "la distribución gratuita de los planos" y a la forma de envío de los mismos en base a cuestiones de seguridad, no a su comercialización responsable.