Los estadounidenses, el trabajo y los datos que muchas veces desconocemos

Cada mes escuchamos noticias sobre el índice de desempleo, pero ¿cómo son los estadounidenses frente al trabajo?

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

El índice de desempleo en EE. UU. se encuentra en 3.9 por ciento. El país ha creado 157 mil puestos en julio de acuerdo con datos proporcionados por el Departamento de Trabajo. El mismo reporte señala que el número de personas que buscó empleo disminuyó en 284 mil.

Cada mes escuchamos noticias sobre el índice de desempleo, pero ¿cómo son los estadounidenses frente al trabajo?

En EE. UU. se trabaja un promedio de 1.783 horas al año, un promedio de 34 horas a la semana, según un informe del Foro Económico Mundial.  Según el mismo estudio, los mexicanos son los que más laboran con 2.257 horas al año y en el otro extremo se encuentran los alemanes con 1.356 horas.

Una investigación realizada por Project: Time Off mostró lo dedicado que son los estadounidenses a trabajar. El 52 por ciento no utilizó sus días de vacaciones que tenía en el 2017, representando 705 millones de días. Las cifras pudieran no ser sorprendentes si consideramos que en el 2016 fue del 54 por ciento y en el 2015 del 55 por ciento.

La diferencia pudiera no ser tan grande, pero su impacto si lo es. Los trabajadores utilizaron casi medio día (0.4 días) más en el 2017 que en el año anterior. El valor representa un promedio nacional de 17.2 días de vacaciones por empleado. El aumento de un día completo no ocurría desde el 2014, cuando la cifra era de 16 días.

Como promedio, un trabajador en EE. UU. tiene 23.2 días libres remunerados (vacaciones, días por enfermedad o días libres por asuntos personales). Un aumento de medio día aproximadamente si lo comparamos con el 2016. La pérdida representa 212 millones de días y equivale a $62.2 mil millones en beneficios no recibidos. Como promedio, cada trabajador donó a su empleador $561 en tiempo trabajado en el 2017.

De acuerdo con el estudio, el aumento en los días de vacaciones representa un impacto de $30.7 mil millones en la economía del país, además de producir 217.200 empleos directos e indirectos y generar $8.9 mil millones en ingresos adicionales. Los casi 700 millones de días que quedaron sin utilizar en el 2017 representaron una pérdida de $255 mil millones, y de 1.9 millones de empleos que no se generaron.

¿Por qué los estadounidenses no toman sus vacaciones? Los trabajadores temen ser reemplazados por otros compañeros y que su empleador descubra que ellos pueden ser sustituido permanentemente. O simplemente, lo vean como una persona no dedicada a su trabajo.

Esta percepción de trabajar duro varía por toda la nación estadounidense. WalletHub comparó los 50 estados del país más el Distrito de Columbia. El mayor promedio de horas trabajadas semanales se realizó en Alaska y el más bajo ocurrió en Utah.

La desocupación laboral no es por igual en todo el país. En la tabla de clasificación, Hawái es el estado con mayor índice de desempleo y el más bajo es Alaska. La edad es un factor importante. Los jóvenes encuentran trabajo más fácil en Iowa, pero les cuesta mucho más en Virginia Occidental.

¿Los estadounidenses se esfuerzan por igual? Las cifras también difieren por estado. Las personas que tienen menos tiempo libre están en el estado de Vermont. Los más ociosos pueden encontrarse en el pequeño estado de Rhode Island.

Al preguntarles, ¿por qué no tomaban vacaciones para viajar? El 71 por ciento afirmó preocuparles el costo del viaje. Pero las justificaciones para no trasladarse por placer pueden ser diversas. Por ejemplo, el 52 por ciento duda si realmente vale la pena romper con sus rutinas. El 54 por ciento dijo tener problemas para dejar sus mascotas con una persona que los quiera tanto como ellos.

El ambiente laboral contribuye a tomar vacaciones. El 38 por ciento, cuatro de cada diez estadounidenses, dijeron que en el 2017 se sintieron motivados por su empleador a tomar un descanso. La cifra es un buen indicador, porque en el 2016, el 33 por ciento afirmó sentir este bienestar. Al parecer, más compañías están considerando que así un trabajador es más productivo, es más feliz en su jornada laboral, disminuyen los problemas entre compañeros y mejora su salud.

La diferencia generacional entre la fuerza trabajadora en EE. UU. ha creado nuevas modalidades de empleo. Se trata del término en inglés conocido como "Workcation", pero que en español se entendería como a "trabajar mientras estamos de vacaciones".

Solo el 10 por ciento de los trabajadores del país han utilizado esta opción. Pero la cifra en los milenios alcanza el 38 por ciento, frente a un 18 por ciento entre los "baby boomers". Después de todo, parece que la adicción de los milenios a la tecnología está favoreciendo sus habilidades laborales.

Terminar los estudios y sumergirse en el mercado laboral representa un gran reto para los recién graduados. Las empresas esperan contratar un cuatro por ciento más de egresados del 2018 comparado con aquellos que concluyeron sus clases en el 2017.

WalletHub analizó la situación laboral para este sector de la población. Estudiaron más de 180 ciudades en toda la nación llegando a la conclusión que el mejor lugar es Salt Lake City, en el estado de Utah, y el peor lugar puede encontrarse en Santa Clarita, California.

El estudio se basó en factores como: la saturación del mercado laboral, la facilidad de encontrar una vivienda, o la competitividad entre ellos. San Francisco, en California, es la ciudad donde es más difícil encontrar una vivienda si un recién graduado planea mudarse por razones laborales. El mayor por ciento de egresados, entre 25 y 34 años, que buscan trabajo están en Boston, Massachusetts. La menor cantidad están localizados en Cape Coral, Florida.

El mejor estado para que los milenios consigan empleo es Washington D.C., y el más difícil es Nuevo México, según una investigación de WalletHub. Es precisamente en la capital del país donde hay más jóvenes buscando trabajo y donde para ellos hay mayores ganancias. Dakota del Norte tiene la menor cantidad de ellos desempleados, todo lo contrario de lo que sucede en Misisipi.

WalletHub también clasificó los estados con mayores oportunidades de empleo. En primer lugar, se encuentra Nuevo Hampshire y en el otro extremo Alaska. Pero si quieres comenzar a trabajar con un buen salario debes ir al estado de Texas, porque si lo haces en Hawái, no caminaras por las calles con la billetera abultada.

El estado de Nueva York es donde a los trabajadores les toma más tiempo llegar al trabajo, pero si vives en Dakota del Sur llegarás más rápido que los del resto del país. Las personas que están más contentas con su trabajo viven en Idaho y lo más infelices laboralmente pueden ser encontrados en Delaware.

Casi la mitad de la fuerza laboral del país está conformada por mujeres y el 70 por ciento de ellas con hijos están trabajando. Sin embargo, de acuerdo con WalletHub, la brecha salarial es marcada entre hombres y mujeres. Las féminas ganaron el 82 por ciento de lo que ganaron los hombres en el 2017.

El 5.2 por ciento de las mujeres son ejecutivas de las principales compañías de S&P 500. En Dakota del Sur es donde hay más mujeres al frente de una empresa y en Utah es donde los hombres le toman la delantera. En general, ellas tienen que enfrentar diversos obstáculos para ganar su salario. Según WalletHub, el estado de Nueva York es donde existe el mejor sistema de guarderías para sus hijos, el peor radica en Idaho.

¿Cómo será el futuro para los trabajadores estadounidenses? WalletHub preguntó al profesor Joseph Grant de la Universidad Agrónoma y Mecánica de Florida (Florida A&M por sus siglas en inglés) sobre la situación laboral. Para él, los trabajadores con menos habilidades o en industrias con poca demanda laboral "necesitarán tomar más tiempo en sus trabajos existentes o encontrar un segundo o tercer trabajo para mantenerse al día con los crecientes costos del combustible, la vivienda y los alimentos impulsados por una economía en crecimiento y en expansión".

El profesor de economía Kent Jones de Babson College considera que las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que laboramos. En su opinión, "la automatización tiende a reducir la demanda de trabajadores no calificados o 'poco capacitados'". Además de requerir cambios en la educación y en la capacitación de la futura fuerza laboral.

En resumen. No importa donde vivas dentro de la nación estadounidense y si has decidido cambiar de trabajo. Si estás aburrido en tu puesto laboral o si has terminado tu carrera universitaria y comienzas a buscar empleo. Los expertos tienen muchos consejos. Márcate nuevos desafíos. Programa tareas interesantes en tus tiempos libres. Relaciónate con viejos y nuevos compañeros de trabajo, porque aquí pueden surgir nuevas ideas.