ONU reprende a EE.UU. y exige que “detenga de inmediato” separación de familias inmigrantes

La política de “tolerancia cero” de la Administración Trump supone una “grave violación” de los derechos de los menores
Un niño centroamericano que viaja con una caravana de migrantes en un refugio en Tijuana, México.
Un niño centroamericano que viaja con una caravana de migrantes en un refugio en Tijuana, México. AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha pedido este martes al gobierno de Donald Trump que “detenga de inmediato” su política de separar a niños inmigrantes de sus padres tras cruzar la frontera de México con Estados Unidos ya que supone “grave violación” de los derechos de los menores, según apunta este organismo internacional.

 

La portavoz de la oficina, Ravina Shamdasani, ha reprochado a Estados Unidos su política de “tolerancia cero” con la que familias de migrantes han sido separadas tras cruzar la frontera con México.  Una práctica que supone una interferencia “arbitraria e ilícita” en la vida familiar.

 

“Los niños nunca deberían ser detenidos por su status migratorio o el de sus padres. La detención nunca va el interés del menor y siempre supone una violación de los derechos de la infancia”, ha sentenciado la ONU en un comunicado.

 

Casi 11,000 niños inmigrantes están bajo custodia del Gobierno sin sus padres, de acuerdo con funcionarios federales de salud, lo que representa un aumento del 22% desde el pasado abril, cuando la administración Trump intensificó el enjuiciamiento de los padres que cruzan la frontera con sus hijos, según informó NBC.

 

El aumento se produce después de que el fiscal general Jeff Sessions dijera a principios de este mayo que la Administración del presidente Trump iba a adoptar un enfoque de "tolerancia cero" y que enjuiciaría a todas de las familias que cruzan la frontera ilegalmente. Cuando a los padres son encarcelados los niños son referidos a la Oficina de Reubicación de Refugiados (ORR) del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), que los coloca en refugios.