Más de 100 conductores de Uber han sido acusados de acoso o agresión sexual

Cuando la pasajera despertó, el conductor de Uber estaba abusando de ella. Ya lo había hecho antes. Drogaba a sus víctimas y las grababa. No es el único caso: Una investigación revela las demandas contra conductores de una de las aplicaciones más valiosas del mundo

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Una mujer despertó mientras el conductor de Uber estaba abusando de ella. Logró escapar y denunciarlo. Se descubrió que no era la primera: tenía en su computadora vídeos de en los que abusaba de adolescentes tras drogarlas, aprovechando su trabajo en la compañía que se promociona como “el conductor privado de todos”.

Ese caso es sólo uno entre 103  acusaciones de abuso o agresión sexual por parte de conductores de la aplicación de transporte, en los últimas cuatro y en todos los Estados Unidos, según una investigación de la cadena CNN.

“Básicamente estás pidiendo un aventón con un extraño”, dijo una de la víctimas.

“¿Cuántas personas deben de ser agredidas antes de que se haga algo?”, agregó.

Aunque no existen datos abiertos al público sobre el número de agresiones de agresiones sexuales en Uber u otros plataformas similares, reportes policiacos, expedientes de cortes y datos de cortes de condado en 20 ciudades revelaron el centenar de casos contra conductores. Entre estos, 31 ya han sido sentenciados por crímenes que van desde tocamientos forzados hasta violación. Docenas más están en curso.

“No piensas que te va a suceder a ti”, dijo otra víctima. Agregó que hablaba de para vencer su “vergüenza”. “Quiero tener una voz. Estoy harte de estar callada”.

Las denuncias chocan con las promoción que ha hecho de sí misma la compañía, la cual se anuncia como “un viaje seguro a casa” y a menudo muestra a mujeres usando sus servicios.

El director de Uber, Dara Khosrowsashi, llamó el combate a las agresiones sexuales “una nueva prioridad para nosotros”. Entre las medidas que planean para combatir el problema están su reciente actualización de protocolos y llevar a cabo nuevas verificaciones de antecedentes cada año. La aplicación también tendría un botón de emergencia 911 y contactos designados para compartir los datos del viaje.

“La agresión sexual es un crimen horrible que no tiene lugar en ninguna parte. Aunque Uber no es inmune a este problema de sociedad queremos ser parte de la solución para terminar con esta violencia para siempre”, dijo un vocero de la compañía.

Uber, fundada en 2010, está valorada en 70.000 millones de dólares.