ICE arrestó a 1.500 personas 'intocables'. Intentó deportarlas aunque era imposible

La Migra también comete errores. Pero algunos son absurdos. Hasta tres años en la cárcel han pasado algunas personas pese a que resultaba imposible deportarlos

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) ha detenido a más de 1.480 personas en los últimos seis años a los que ha tenido que liberar luego tras descubrir, demasiado tarde, que se trataban de ciudadanos estadounidenses.

Pero, además, en cientos de casos adicionales los detenidos se han visto forzados a demostrar ante una corte de inmigración que efectivamente son ciudadanos estadounidenses, en ocasiones tras haber pasado meses si no años detenidos, según una investigación del diario Los Angeles Times.

Estos errores se achacan, según el diario, a falta de celo a la hora de comprobar la información disponible, y a un exceso de confianza en bases de datos incompletas o inexactas. ICE detiene a más de 100.000 personas cada año; el diario ha recontado los errores cometidos desde 2012.

Son los hijos de inmigrantes y ciudadanos nacidos en el extranjero que posteriormente obtuvieron la nacionalidad los que en más ocasiones se ven implicados en estos incidentes.

Por ejemplo, Davino Watson, que tenía 13 años cuando su padre lo trajo a Estados Unidos desde Jamaica. Cuatro años después, en 2002, Hopeton Ulando Watson consiguió la nacionalidad y su hijo, automáticamente, pasó también a ser estadounidense. Aun así, años después, ICE encarceló a Davino y ordenó su deportación a Jamaica. Una corte de apelaciones dictaminó en agosto de 2017 que no tenía derecho a una indemnización porque ICE se equivocó pero no actuó con malicia.

El instituto Deportation Research Clinic, dependiente de la Northwestern University, apeló el año pasado a la Ley de Libertad de Información (FOIA) para averiguar el número de casos cerrados por un juez al comprobar que la persona a la que ICE quería deportar era en realidad ciudadanos estadounidense.

El Departamento de Seguridad Nacional le proporcionó los datos de enero de 2011 a junio de 2017. No están todos, pero sirvan de muestra: 1.714 casos, de los que 1.020 terminaron con la deportación o salida voluntaria del afectado. A cifra anual se ha ido reduciendo (entre 2011 y 2013 se superaron los 300 casos por ejercicio), pero, aun así, entre enero y junio de 2017 se registraron 76 casos, que terminaron con 53 deportaciones.

Los ciudadanos estadounidenses detenidos por ICE pasaron, de media, cuatro meses y medio detenidos antes de ser liberados o deportados, pero 94 de ellos sobrepasaron el año bajo custodia y seis de ellos superaron los tres años. Davino Watson fue uno de ellos: pasó 1.273 días en prisión, antes de ser liberado en pueblecito de Alabama donde no conocía a nadie, sin dinero y sin ni siquiera darle una explicación.