Estado de la Nación: Trump asegura que EEUU vive un nuevo momento y promueve reforma migratoria

Con tono optimista, el presidente hizo un llamado a la unidad en su primer discurso del estado de la nación y destacó logros de su administración.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: TELEMUNDO

El presidente Donald Trump extendió "una mano abierta" a los miembros de ambos partidos durante su primer discurso sobre el Estado de la Unión, el martes por la noche, y aseguró que las políticas de su gobierno de materia sobre empleos, reforma fiscal y seguridad nacional han iniciado un "nuevo momento estadounidense".

“Exhorto a todos a dejar de lado nuestras diferencias, buscar un terreno común y convocar a la unidad que debemos brindar a las personas para las cuales fuimos elegidos”, dijo Trump, en un claro intento de tender un ramo de olivo a los demócratas tras un año de amargos enfrentamientos y críticas.

Su discurso de una hora y 20 minutos, frecuentemente interrumpido por aplausos de sus correligionarios, fue optimista y resaltó los logros de su gobierno, sobre todo en materia económica.

"Este es nuestro nuevo momento en Estados Unidos", aseguró Trump. "Nunca ha habido un mejor momento para comenzar a vivir el sueño americano".

El presidente elogió la situación económica del país, con un desempleo que, según dijo, está en su nivel más bajo en 45 años y ha beneficiado también a los latinos. “El desempleo hispanoamericano también ha alcanzado los niveles más bajos en la historia”, declaró.

Trump también elogió que hay muchas compañías abriendo y expandiendo sus plantas en Estados Unidos, y en particular a Chrysler, que trasladó una planta de México a Michigan.

“La era de la rendición económica ha terminado. De ahora en adelante, esperamos que las relaciones comerciales sean justas y sean recíprocas”, dijo, pero sin referirse por su nombre al Tratado de Libre Comercio para América del Norte, TLCAN, que se encuentra en fase de renegociación con México y Canadá.

Sin embargo, otra de sus menciones a los hispanos la dedicó a resaltar a los delincuentes dentro de esa comunidad. “Durante décadas, las fronteras abiertas han permitido que las drogas y las pandillas entren en nuestras comunidades más vulnerables”, dijo.

Se refirió el problema de las pandillas hispanas, en particular la Mara Salvatrucha, o MS-13. Trump invitó a su discurso a los padres de Kayla Cuevas y Neesa Mickens, dos adolescentes asesinadas por los pandilleros.

“Seis miembros de la pandilla salvaje MS-13 han sido acusados de los asesinatos de Kayla y Neesa. Muchos de estos miembros de pandillas aprovecharon las flagrantes lagunas de nuestras leyes para ingresar al país como menores extranjeros no acompañados”, dijo.

“Esta noche hago un llamado al Congreso para que finalmente cierre las lagunas que han permitido a MS-13 y otros criminales entrar a nuestro país. Hemos propuesto una nueva legislación que arreglará nuestras leyes de inmigración y apoyará a nuestros agentes de ICE y de la Patrulla Fronteriza, para que esto no vuelva a ocurrir nunca más”, agregó.

Trump también detalló su propuesta de reforma migratoria ante el Congreso, que incluye legalizar a 1,8 millones de indocumentados en un período de 12 años, reforzar la seguridad fronteriza, poner fin al programa de diversidad de visas y limitar a reunificación familiar a padres e hijos.

Insistió en “eliminar la cadena migratoria”, y dijo que bajo el actual sistema, “un solo inmigrante puede traer prácticamente números ilimitados de parientes lejanos”, algo que le valió fuertes abucheos desde el público.

En otros momentos de su discurso, resaltó los logros del ejército estadounidense en la lucha contra la organización terrorista Estado Islámico, ISIS, que declaró ha sido expulsado de Irak y Siria.

Trump también declaró que los miembros de ISIS son “combatientes enemigos ilegales”, que cuando no son aniquilados y “son capturados en el extranjero, deben ser tratados como los terroristas que son”.

Anunció que ordenó que se mantenga abierta la prisión en la base naval de Guantánamo, Cuba, que su antecesor, Barack Obama, intentó cerrar sin éxito durante sus ocho años de mandato.

Tambié se refirió a las “severas sanciones” impuestas a las “dictaduras comunistas y socialistas” en Cuba y Venezuela pero hizo especial énfasis en la represión de la “cruel dictadura” en Corea del Norte.

Uno de los momentos más emotivos de la noche fue la presentación de Ji Sung-Ho, un desertor norcoreano que perdió las piernas atropellado por un tren, fue torturado, se convirtió al cristianismo y tras desertar al sur, ayuda a sus compatriotas que huyen del régimen de los Kim.

Ho, dijo “es un testimonio del anhelo de cada alma humana de vivir en libertad”., dijo Trump, quien cerró su discurso celebrando el espíritu y el carácter de los estadounidenses.