Comida submarina: La diversión romántica de las parejas en Bélgica (FOTOS)

La comida submarina es la nueva opción romántica de algunas parejas en Bélgica

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Con su equipo de buceo y sus aletas en una piscina en Bruselas, Nicolás Mouchart y su esposa Florencia no sólo van a bucear - van a salir a cenar.

Así es, la pareja baja hasta el fondo de una de las piscinas más profundas del mundo (33 metros / 36 metros) construida para entrenar a buceadores y nadan hasta un extremo donde espera su restaurante, cinco metros (16 pies) por debajo de la superficie.

El romántico mensaje de Obama a Michelle en su cumpleaños

La mesera Valeryia Prusakova lleva la cena a los clientes de "La Perla"

"La Perla" es una esfera blanca de dos metros de ancho atada cerca del suelo de la piscina.

MIRA TAMBIÉN: Museo submarino con figuras en tamaño real

La comida es servida por expertos buzos que entregan foie gras, ensalada de langosta y champaña en estuches impermeables antes de dejar a los comensales mirando por los ojos de buey, disfrutando de la extraña tranquilidad de comer en una burbuja de aire, completamente sumergida.

"Estamos lanzando una nueva era de restaurantes", dijo John Beernaerts, quien fundó la piscina NEMO33 en la capital belga hace una década.

El restaurante, donde una comida submarina cuesta 99 euros ($ 106) por persona, tomó más de un año para construirse y se necesitaron múltiples intentos para perfeccionar el diseño, la mecánica y el sistema de entrega de alimentos.

"Fue una experiencia maravillosa", dijo Mouchart, de 41 años, con el cabello aún húmedo después del regreso a través de las cálidas - 33 grados Celsius (91 Fahrenheit) - aguas de la piscina. "Es la primera vez en nuestra vida que comemos bajo el agua, lo que fue muy divertido, es una cena única y la recordamos durante toda nuestra vida".