Presentan una demanda para eliminar impuestos a los tampones en Nueva York

Un grupo de mujeres presentó una demanda para que se supriman los "discriminatorios e irracionales" impuestos a los tampones y compresas.

Nueva York, 4 mar (EFEUSA).- Un grupo de mujeres formalizó hoy una demanda ante un tribunal del estado de Nueva York para que se supriman los "discriminatorios e irracionales" impuestos a los tampones y compresas, según publica hoy la prensa local.

"Es incuestionable que los tampones y las compresas no son un servicio de lujo, sino una necesidad para la salud e higiene de la mujer", aseguraron en una querella presentada por cinco mujeres contra el departamento de Hacienda.

Utah debatirá si eliminar los impuestos a tampones

Para las demandantes, se trata de un impuesto "ilegal" y de "doble moral" y exigen que sea eliminado y que la administración del Estado "devuelva los millones de dólares tomados ilegalmente a expensas de la salud de la mujer".

Según los documentos presentados en la querella, una mujer podría gastar de media un mínimo de 70 dólares al año en estos productos, ganando el estado un total de 14 millones de dólares en impuestos cada año.

Tampones y productos sanitarios tienen ingredientes cancerígenos según estudio argentino

La demanda también recuerda que otros productos sanitarios que se encuentran en farmacias, como los polvos de talco antihongos, los productos de limpieza facial, los pañales para adultos o absorbentes para la incontinencia están exentos de impuestos.

"Es un coste que afecta sobre todo a las mujeres pobres", afirma una de las demandantes, Catherine O'Neil, quien recordó que no compran con base en muchas cantidades y "al comprar cajetillas pequeñas pagan más impuestos".

La demanda cuenta con el apoyo del gobernador del estado, Andrew Cuomo, quien a través de un portavoz admitió que las tasas en este tipo de productos deberían ser "revocadas" y que su oficina "empezará a trabajar en el asunto", según el periódico Daily News.

A pesar de que el impuesto en tampones o compresas se aplica en un total de 40 estados, algunos territorios como Pensilvania, Nueva Jersey, Maryland o Minesota ya abolieron ese tributo.

En enero pasado, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, admitió en una entrevista "no estar de acuerdo" ni "entender" el impuesto.

"Sospecho que cuando estos impuestos fueron aprobados las leyes las hacían los hombres", aseguró Obama en una entrevista con la "youtuber" Ingrid Nilsen.

La presión para acabar con estos tributos en Nueva York se suma a otros estados como Utah o California, que buscan seguir los pasos del resto de administraciones que ya han retirado el impuesto.