Clinton, la reina entre los hispanos

Si las primarias se celebraran solo entre latinos, la precandidata demócrata ganaría no solo sobre Sanders, sino también sobre republicanos Trump y Cruz: NBC/WSJ/Telemundo

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Hillary Clinton es la preferida de los latinos sobre Bernie Sanders en la primaria demócrata para escoger candidato presidencial, según una encuesta a nivel nacional de NBC News, el diario Wall Street Journal y Telemundo.

Clinton igualmente, según datos de la misma encuesta enfocada únicamente en el voto latino, derrotaría a Donald Trump o Ted Cruz, los dos candidatos presidenciales republicanos que lideran en este momento la contienda del partido opositor.

La ex secretaria de estado Clinton aventaja al senador por Vermont Sanders por 17 puntos porcentuales -56% a 39%.

Tanto Clinton como Sanders se encuentran en este momento en Nevada donde este sábado se realizarán en ese estado los “caucuses” o asambleas partidistas de los demócratas como parte del proceso para elegir al candidato presidencial.

Sanders viene de ganar la competencia anterior, la primaria en el estado de New Hampshire donde derrotó a Clinton por una ventaja de 22 puntos porcentuales. En Nevada sin embargo, se supone que Clinton goza de la ventaja de precisamente contar con el apoyo de los latinos los cuales tienen mucha mayor presencia que en New Hampshire.

En el caso de que Clinton ganara la nominación demócrata, la también ex senadora y ex primera dama vencería a Trump por un amplio margen de victoria: 70% a 21%, siempre contando únicamente las preferencias de los votantes latinos.

Contra el senador por Texas Cruz, quien en la última encuesta de NBC News/WSJ hecha publica ayer rebasó a Trump en las preferencias del electorado republicano a nivel nacional (contando latinos y no latinos), Clinton también ganaría, en este caso 63% a 29%.

Pero es no sólo Clinton la que obtiene buenos resultados contra los por hoy dos principales rivales republicanos, Sanders también derrotaría a ambos. Contra Trump, los latinos encuestados le dan a Sanders una ventaja de 75% a 17%. Y contra Cruz, de 66% a 27%.

En el supuesto de que fuesen Sanders y Trump los candidatos ganadores en cada partido, se ha hablado de la posibilidad de que el millonario Michael Bloomberg se lance a la contienda como candidato independiente -bajo el argumento de que Sanders y Trump son demasiado radicales-. Ante este escenario los latinos encuestados sólo le dan un 17% de preferencias a Bloomberg, por 62% a Sanders y 15% a Trump.

No hay una razón clara o directa que explique el por qué del significativo apoyo que Clinton obtiene de los latinos sobre Sanders.

Un detalle de la encuesta que quizá ayuda a entender la simpatía de los latinos hacia Clinton es que en dos de los asuntos que más han perjudicado a Clinton con el electorado en general, los latinos no muestran mayor preocupación. Uno, lo de sus vínculos con el mundo financiero de Wall Street y todo el dinero que ha recibido por dar ahi discursos y pláticas, y lo otro, los juicios sobre su honestidad y buen juicio por el mal manejo de sus correos electrónicos. Un 58% de los latinos entrevistados, señala que no le preocupan estos dos asuntos.

Sanders en cambio, cuando es medido por los latinos en los temas de su falta de experiencia en política exterior y de que sus propuestas son demasiado radicales es juzgado de manera más estricta. Sólo un 41% señala que no le preocupan estos asuntos -y a un 53% sí le preocupan.

Interesante sin embargo, que la encuesta señala que los latinos ven a Sanders mejor que Clinton en la pregunta sobre quién “se preocupa más por gente como yo”. Sanders obtiene el 71% de las preferencias de los latinos en este tema, con Clinton consiguiendo el 62%. El republicano que más se acerca en esta categoría es Jeb Bush con el 51% de las preferencias.

Pero hay otro dato que de alguna manera complementa o le da valor relativo a esta ventaja que obtiene Sanders en ser el candidato al que se ve como el que más se preocupa por los votantes. La encuesta preguntó también a los latinos cuál era el factor que más les importaba o pondrían a consideración al momento de votar.

Sucede que hay casi igualdad entre los diferentes factores.

Un 31% de los encuestados señala para el caso que lo que más le importa es que el candidato tenga “la correcta experiencia”. Otro 30% señala que es la “honestidad y que sea confiable”. Un 26% eso de que “se preocupe por gente como yo” y un 12% de que “pueda ganar en noviembre”. La suma de estas razones pudiera explicar la interrogante sobre de donde viene el apoyo latino a Clinton.

Un dato sin embargo, que por el momento es sólo un factor quizá menor en las consideraciones sobre quién saldrá mejor con los latinos, si Clinton o Sanders, pero que eventualmente pueda convertirse en punto central es el de los jóvenes. Según la encuesta, entre los latinos de 18 a 39 años, Sanders es visto de manera positiva por el 62% contra el 44% que favorece a Clinton. Todo dependerá de si ésta gente joven participa en la primaria demócrata y si continúa subiendo la simpatía con la que ven a Sanders.

Y este mismo dato de lo “positivo” con que se ve a los candidatos favorece a Sanders no sólo con los jóvenes sino con todos los encuestados. El 50% dice tener una opinion “positiva” de Clinton mientras que un 54% de Sanders. Dato este todavía más relevante si se considera que en septiembre Sanders era visto de manera positiva únicamente por el 30% de latinos.

La encuesta igualmente trae otro dato importante que en este caso ayuda a explicar o viene a confirmar lo complicado que está el panorama electoral para los republicanos vis a vis los latinos.

Sucede que la encuesta entrevista a cierto numero de latinos en todo el país utilizando toda una serie de criterios de la metodología de las encuestas con el objetivo de que sea balanceada en términos de edad, lugar de residencia, etc. Pero al final es una muestra al azar en la que nadie sabe cuantos simpatizantes demócratas o republicanos se entrevistará.

Sucede que al preguntarle a la gente cuál quisieran que fuese el resultado de la elección de noviembre, un 62% dio que preferiría que un demócrata ganara la Casa Blanca y un 26% un republicano.

Porcentajes estos muy similares en el lado republicano a lo que fue la votación en 2012, en la que el candidato Mitt Romney sólo obtuvo el 27% de los votos de los latinos (Obama consiguió el 71%). En suma, esto significaría que los republicanos literalmente no han avanzado nada en conseguir más apoyo de los latinos.

Y otro dato más que también le da fuerza a este argumento de lo mal que andan los republicanos con los potenciales votantes latinos: un 53% de los encuestados señalan ver de manera “positiva” al partido demócrata, mientras que sólo un 24% a los republicanos. Igualmente, un 24% ve de manera negativa a los demócratas, mientras que un 48% a los republicanos.

(Ficha técnica: se entrevistaron a 300 personas registradas para votar con un margen de error de ±5.66%. Entre los 131 demócratas entrevistados el margen de error es de ±8.56%).