Obama recita poema de amor a esposa en televisión

El presidente no estará con Michelle del día de San Valentín y aprobechó una entrevista con Ellen Degeneres para adularla

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

BURBANK, California, EE.UU. (AP) — El presidente Barack Obama, quien pasará otro Día de San Valentín separado de su esposa, Michelle, hizo lo segundo mejor para celebrar el día con ella: durante la grabación de una transmisión del programa "The Ellen DeGeneres Show", el presidente recitó un poema de amor que dice que planeaba entregarle en persona a la primera dama.

"Alguien llame a la Sala de Crisis porque las cosas están por calentarse", dijo Obama.

"Michelle, este Día de San Valentín te trataré bien. Te haré un pan de calabacín. Luego pondré unos vegetales en un plato justo cómo te gusta", dijo. En un tono serio, Obama agregó: "Michelle, he tomado muchas excelentes decisiones como presidente. La mejor decisión de mi vida es haberte escogido. Gracias por soportarme. Te amo".

El presidente ya había estado en ese mismo programa en el 2007, antes de ser elegido en las urnas, e incluso bailó durante la grabación.

La señora Obama sorprendió a su esposo en una transmisión previa al recitar su propio poema. El domingo será su último Día de San Valentín como presidente y primera dama.

Obama también reveló que consideraba salir disfrazado y habló de lo difícil que sería enviar a su hija Malia a la universidad en el otoño.

"Es una de mis mejores amigas. Será difícil para mí no tenerla cerca todo el tiempo, pero está lista para irse", Obama dijo de su hija de 17 años.

Agregó que rechazó una invitación para hablar en su próxima graduación del exclusivo colegio Sidwell Friends en Washington.

"Dije, 'absolutamente no' porque estaré sentado con gafas oscuras llorando", dijo Obama.

Obama, quien durante mucho tiempo ha lamentado la falta de privacidad cuando se trata de la presidencia, dijo que había pensado en salir de la Casa Blanca disfrazado.

"Una amiga mía que es productora en Broadway me envió un bigote falso y pensé que quizá no sería mala idea", dijo Obama.

Cuando DeGeneres le dice que es demasiado reconocible para intentar esconderse atrás de un bigote, Obama responde: "Ése es el problema".