Donald Trump y Hillary Clinton dominan la 'conversación' de Facebook en New Hampshire

El precandidato republicano Donald Trump es mencionado por casi el 5% de la población del estado de New Hampshire

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Donald Trump puede ser odiado y admirado por muchos, pero lo cierto es que al menos en Facebook es quien domina la conversación en New Hampshire, estado que tendrá votación primaria el próximo martes.

En el lado demócrata, es Hillary Clinton la que por escaso margen supera a Bernie Sanders en el interés de esa mismas “conversaciones” que se dan en la influyente red social en New Hampshire.

La semana pasada hubo casi 69.000 personas en New Hampshire que se refirieron a Trump, las cuales hicieron 272,000 interacciones (comentarios, ‘likes’ y ‘shares’), según datos de Facebook. 

El “posting” más popular de Trump en Facebook fue uno del martes pasado en el cual el empresario aparece sentado en el interior de su avión señalando que iba de camino a New Hampshire, según datos de la compañía digital Socialbakers, citada por Político. Esa entrada en Facebook le trajo a Trump más de 271 mil “likes”, fue compartida más de 12 mil veces y generó más de 34 mil comentarios.

En el lado demócrata, Clinton tuvo mas de 52.000 personas que en New Hampshire se refirieron a ella y las que hicieron 250,900 interacciones o “conversaciones” entre sus “amigos” sobre la ex secretaria de estado. Sanders no estuvo lejos, con 44,500 gentes hablando de él y las que tuvieron 204,200 conversaciones sobre el senador de Vermont.

Pueden sonar un tanto bajos estos números pero el punto es que son únicamente de New Hampshire, un estado con una población de apenas un poco más de 1 millón 300 mil habitantes. Esto significaría que alrededor del 5% de la población del estado tuvo alguna “conversación” en Facebook sobre Trump. 

Es tal la penetración de Facebook que ahora sirve para medir sino necesariamente la popularidad de los candidatos o figuras políticas, al menos el interés que la gente muestra en ellos -de manera positiva o negativa. 

En el caso de Trump, el que mucha gente converse y comparta con sus amigos temas sobre el magnate se confirma con lo que muestran las encuestas en las que Trump va adelante por un amplio margen.

El segundo candidato republicano del cual más se habló en New Hampshire la semana pasada fue el senador Ted Cruz, sobre quien 28,400 personas hicieron 101,900 interacciones o conversaciones. 

De acuerdo a las encuestas, Cruz no es particularmente popular en New Hampshire, lo cual indicaría que el interés que muestra la gente en Facebook por él estuvo en gran parte dado por haber sido el ganador de los “caucuses” o asambleas partidistas en Iowa del lunes pasado.

Marco Rubio, el senador por la Florida, quien precisamente en las encuestas de New Hampshire sí salía relativamente bien -segundo detrás de Trump-, en las conversaciones que reporta Facebook sólo estaba en tercer lugar con 12,000 personas habiendo hecho 35,900 interacciones sobre él.

No sorprende entonces que el ex gobernador de la Florida Jeb Bush, quien va mal en las encuestas, haya sido objeto de conversaciones en Facebook en New Hampshire por únicamente 5.800 personas. 

Volviendo a los demócratas, llama la atención que Clinton tenga más gente en Facebook que habló o que tuvo “conversaciones” sobre ella que Sanders, cuando que según las encuestas de New Hampshire, Clinton está en un lejano segundo lugar (alrededor de 20 puntos porcentuales de diferencia). De nuevo, esto indicaría que Facebook es parámetro del interés de la gente sobre un candidato pero no necesariamente de que le den su apoyo o de su popularidad.

Otro dato que llama la atención de Facebook vis a vis las campañas políticas, es que los candidatos no escriben mucho. El típico “posting” en Facebook es una fotografía con un mensaje sobrepuesto de unas cuatro lineas -o ninguna en el caso de Trump- y un mensaje de dos o tres lineas como pie de foto (similar a los mensaje que se ponen en twitter). Esto por si alguna duda quedaba de que Facebook y las redes sociales en general son en gran medida medios visuales. 

Y por supuesto, cada fotografía habla enormidades del mensaje que cada candidato quiere enviar. El “posting” de Trump para el caso es típico del millonario hombre de negocios: sentado con toda la seguridad del mundo -arrogancia dirían algunos- en el lujoso interior de su propio avión, con saco y corbata y con unos papeles ordenados al frente en una especie de mesa o escritorio -el ejecutivo trabajando. De seguro que ningún otro político dejaría que le tomaran una foto similar por el temor de ser criticado por el lujo que se muestra.

La foto en el “posting” de Sanders, igualmente típico de lo que es uno de los mensajes centrales del senador: se le ve con la mano en alto en un podium rodeado de mucha gente. Y el mensaje igualmente al grano: “La revolución política está justamente comenzando” (esto fue después de la noche de Iowa).

Habrá que seguir hablando un día de la revolución, no política sino social, que han sido Facebook y las redes sociales en general, en este caso en el mundo de la política. Nadie sabe hasta donde llegará, o cuál será la magnitud, de su influencia en las campañas y elecciones.